Donde no volaba una mosca y en el hotel más lujoso  de La Plata, junto al presidente Mauricio Macri y a su vice,  Miguel Ángel Pichetto, la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal, puso primera en la campaña electoral bonaerense, para librar la madre de todas las batallas.

Presentó a los candidatos para ese distrito dando inicio a la contienda en busca de su reelección a nivel nacional y provincial.

Un dato para destacar: Miguel Ángel Pichetto fue una de las figuras más buscadas por el periodismo y los políticos durante en el plenario.Mientras el Presidente y la Gobernadora abandonaron las instalaciones del hotel apenas terminaron los discursos, el candidato a la vicepresidencia permaneció en los salones del hotel durante varios minutos en donde saludo a todos los candidatos que se acercaron.

Pichetto posó para cientos de selfies y además intercambió abrazos y saludos. Curioso, el radicalismo se mostró fascinado con el senador. Los candidatos del interior lo rodearon para buscar una foto y saludarlos por su desembarco en Juntos por el Cambio. Incluso el propio Daniel Salvador -presidente del radicalismo bonaerense- se ocupó de presentarle a Pichetto a varios referentes de la UCR.

El compañero de fórmula de Macri también hizo algunas declaraciones a los periodistas y volvió a cuestionar a Axel Kicillof por rechazar el acuerdo entre la Unión Europea y el Mercosur. «Tienen ideas que atrasan y son muy viejas. Están discutiendo sobre le Consenso de Washington. Discuten con la lógica de la izquierda de los años ’70. Están equivocados, el mundo es totalmente distinto. El mundo que comprende Macri y varios líderes mundiales en un mundo en el que hay que insertarse para crecer», aseguró.

Hay que señalar que durante el plenario no hubo militancia alguna, solo candidatos, funcionarios y legisladores sentados prolijamente en la sala de convenciones y con una pequeña tarima que sirvió de escenario donde solo se ubicaron Macri, Pichetto, Vidal y Salvador. Detrás un banner con el logo de Juntos por el Cambio.

Antes, junto al Presidente, con  Vidal habían encabezado la inauguración del nuevo Taller Ferroviario de la localidad Tolosa, donde se va a realizar el mantenimiento y reparación de las formaciones de la Línea Roca.

Vidal fue contundente a la hora de querer sumar porotos: «Ya nos pusimos de pie y ahora queremos avanzar», dijo metiéndose de lleno en la pelea para retener la gobernación. Además, se refirió no solo a las obras que se hicieron en el territorio bonaerense sino también a trabajo del Presidente.

«Mauricio tuvo el coraje para tomar decisiones que serían difíciles para nosotros. Esas decisiones nos van a hacer un país mejor», pronosticó, quien apostó por la continuidad del oficialismo en el poder.

Con un discurso muy crítico con el kirchenrismo, tal como recomienda la estrategia oficialista de Durán Barba, la gobernadora lanzó su campaña donde estuvieron presentes, además de todos los precandidatos de Juntos por el Cambio para los cargos de intendentes y legisladores bonaerenses, su vicegobernador y compañero de fórmula, Daniel Salvador, y el presidente y su compañero de binomio nacional.

Además, se concentraron todos los precandidatos de Juntos por el Cambio para los cargos de intendentes y legisladores bonaerenses.Fue Miguel Ángel Pichetto quien abrió el evento: “Estoy muy feliz de compartir este espacio».

Juntos por el Cambio es lo nuevo, lo que viene en Argentina, la unidad nacional como una idea espiritual y necesaria para construir el país, un capitalismo moderno y flexible que se integre al mundo, no hay forma de crecer si no abrimos mercados como lo está haciendo el presidente”, dijo

A su turno, le agradeció a Macri, “un líder valorado y reconocido en el mundo por los principales líderes mundiales que tienen una visión del crecimiento y desarrollo del empleo y estoy convencido que los próximos 4 años va a dejar un gran legado para todos los argentinos”.

Luego Vidal puso en lo más alto su discurso de campaña: “Qué bueno estar de vuelta contándoles a los argentinos ya  los bonaerenses por qué queremos seguir. Queremos seguir transformando profundamente a la Argentina y a la provincia, nos duele lo que falta y nos esperanza lo que hicimos. Queremos construir ese futuro que esta tan cerca con todo lo que hicimos y solo depende de nosotros mismos”.

También insistió con la idea que viene pregonando los últimos días: “Esta elección es mucho más importante que cualquier otra que hayamos atravesado, porque se definen los próximos 20 años para nuestros hijos, porque no se define por candidatos, sino por una manera de hacer política, por un equipo que no es solo los que estamos acá, sino los millones que sabemos que podemos ser mejores”.

De inmediato apuntó los cañones a la gestión sciolista y a la kirchnerista a nivel nacional: “Esta elección define eso o volver al pasado”, y comenzó a enumerar: “un pasado que en la provincia dejó una bomba estallada, nos decían que era un país de tránsito, nosotros recorríamos los barrios más pobres del conurbano y las madres nos decían que amanecían con cadáveres”.

Y continuó: “Cuando nos decían que ´la Patria es el otro´, en menos de 20 años pusieron 46 bingos, la mayoría cerca de las estaciones, llenos de laburantes y de jubilados. Un país donde nos dijeron que había menos pobreza que en Alemania y que si la Villa 31 crecía en alto significaba progreso, pero nosotros sabíamos lo que significaba aunque el INDEC no lo contara”.

Entre otras cosas además criticó: “Mientras se inauguraban edificios vacios había hospitales en riesgo de demolición, y si te pasaba algo en la calle mejor que tuvieran 911 para llamar a la policía porque ambulancias no había; policías entrenados en 6 meses para estar vestidos de celeste en el conurbano, muchos no habían tirado un tiro, muchos no habían presentado título secundario”.

En este marco, la mandataria apuntó: “Ese pasado que con caras nuevas y otras que conocemos muy bien nos quiere decir que nos va a escuchar y acompañar, ese pasado no puede hacer nada de eso, no van a ser ellos, vamos a ser nosotros. Lo vamos a hacer nosotros porque ya empezamos, ya es una realidad”.

Pero  luego no terminó ahí, sino que siguió detallando: “Los que hablan tanto del empleo me pregunto dónde estaban cuando vinimos y estaban los trabajadores de Cresta Roja protestando”, y resaltó: “Desde que el Pata Medina está preso aumentaron un 400% los permisos de construcción en La Plata y hay cuatro hoteles nuevos en la ciudad”.

Por último, dijo: “Cuando pienso que la obra más recordada del gobierno anterior va a ser el Estadio Único de La Plata, pienso que muy orgullosos vamos a estar cuando la obra más recordada de nuestra gestión sea el entubamiento del Arroyo el Gato”.

Hay que poner de manifiesto entre otras cuestiones, que el Presidente ponderó las palabras de Vidal y señaló: «Escuchamos todo lo que hay que escuchar. Expresa tanta honestidad y convicción que da orgullo escucharla».

En esa dirección, recordó que cuando «todos pronosticaron una catástrofe», la mayoría de los argentinos «mantuvo la calma» porque no fueron «tontos» ni se dejaron «engañar». «Ustedes hicieron posible que hoy encaremos un nuevo proceso electoral. Los argentinos nos dicen que continuemos por acá, que no volvamos atrás», disparó.

Macri le pidió a la ciudadanía a «no volver atrás» y a seguir apostando por «un proyecto que integre a todos los argentinos». «No me imagino siendo presidente sin tener a María Eugenia en la provincia de Buenos Aires. Estamos acá porque somos servidores públicos y estamos haciendo el esfuerzo correcto», concluyó.

Previamente, Macri y Vidal inauguraron el Taller Ferroviario de Tolosa, donde se hará el mantenimiento de las formaciones de tren San Martín. Después de estar cerrado desde 2001, hoy vuelve a funcionar», señaló Macri frente a algunos de los 350 obreros que trabajarán en ese lugar y acompañado por funcionarios del Ministerio de Transporte de la Nación y de la ciudad de Buenos Aires.

«Esta revolución de los trenes no puede parar. Hay que seguir mejorando la seguridad, la calidad y las frecuencias. Son muchas horas que las personas pasan en este transporte público a lo largo de su vida», dijo el Presidente, quien a su vez ponderó las construcciones de los Viaductos Mitre y San Martín, inauguradas recientemente.

La gobernadora tampoco pudo ocultar su alegría al reabrir un espacio que fue «símbolo del abandono». Y dijo: «Son obras que empiezan y terminan, no es un slogan, es una realidad, algo que los vecinos ven todos los días».
Macri también puso de manifiesto que la extensión y las mejoras en la red ferroviaria generan más oportunidades laborales.

«Esos trabajadores de Salta hoy puede ver que sus legumbres llegan al puerto para exportar sus productos. Si no hay red ferroviaria no hay trabajo», dijo. Y recordó que durante su gestión se repararon unos 700 kilómetros de vías, que son las que conectan el norte (Chaco, Salta, Formosa) con Santa Fe. «Ahora hay que hacer lo mismo para que todo Cuyo se conecte también», enfatizó.

Vidal entre otras cosas recordó que «antes los problemas se negaban», pero que desde hace cuatro años se tomó otro camino. «Queremos de verdad a esta Provincia y las miles de personas que todos los días se levantan y salen a estudiar o trabajar todos los días, con sol, lluvia, calor o frío, tienen derecho a vivir mejor».

Explicó inmediatamente que la Línea Roca no solo fue electrificada sino que ahora cuenta con un sistema de freno automático para evitar accidentes. «Acá no hay relato: todo esto es de verdad. Estamos haciendo lo que se ve y lo que no se ve para garantizar un transporte público de calidad y que nadie tenga nunca más miedo de subirse a un tren».

«Para eso nos eligieron a Mauricio y a mi, y por eso trabajamos codo a codo a diario», resaltó. Sin embargo, admitió que todavía hay mucho por hacer y apeló a que la ciudadanía les permita continuar en el poder para continuar haciendo más obras. «Ahora nos toca decidir si volvemos atrás o si reafirmamos la decisión que tomamos en 2015 y seguimos apostando al futuro», concluyó.

Según los últimos sondeos oficiales, que el PRO no suele filtrar, los números de la gobernadora y de Macri mejoraron hasta en el corazón del conurbano, aunque la distancia con el kirchnerismo es todavía irreprochable. La alta impopularidad del Presidente en territorio bonaerense obligó al Gobierno a volver a poner en valor a Córdoba, el segundo distrito con mayor incidencia electoral -8,6%- detrás de la Provincia, para tratar de recuperar los votos del 2015.

Además hay que poner de relieve que, Roberto Zapata, el psicoanalista español que trabaja en el equipo de Durán Barba, salió de gira por Mar del Plata y La Plata para estudiar el humor social. Lo hizo preocupado por la situación de los grandes centros urbanos, incluso de ciudades como la capital provincial que son gobernadas por el oficialismo.

Hay que resaltar además que ahora, el Gobierno trabaja para darles algún fundamento a esos electores.

Cuenta, en ese sentido, con una ventaja: como ejemplificó Durán Barba en el encuentro de Parque Norte del miércoles, la polarización «paulatinamente se ha ido agudizando». «Desde hace rato la gente piensa que va a elegir entre Macri y Cristina, no piensa en una tercera alternativa, no la siente necesaria», analizó el consultor ecuatoriano, que en los años de campaña engrosa sus finanzas personales.

Para el votante desilusionado de Macri, el límite vuelve a ser el kirchnerismo. De allí la decisión oficial de machacar, una y otra vez, hasta el hartazgo, con Kicillof, la ex Presidenta, La Cámpora y Venezuela. Vidal apelará tanto a ese recurso como a los logros de gestión que tratará de exhibir hasta las PASO y hacia las generales de octubre, después de agosto.

La mayor preocupación es el corte de boleta, que en el 2015 alcanzó niveles históricos, de casi el 7%. Desde La Plata no lo van a promover en público. Pero en privado tampoco van a hacer nada por evitarlo.

Como en el 2017, la gobernadora, la figura más taquillera del PRO, se pondrá la campaña al hombro. Incluso se involucró ahora en forma personal en el financiamiento de la campaña, como publicó este medio.

Un par de semanas atrás, visitó a banqueros y empresarios de primera línea a los que les pidió colaboración para solventar los gastos: en su entorno dicen que necesitan, al menos, unos $250 millones. «Es una elección bisagra», les planteó a los hombres de negocios, en línea con el discurso oficial.

Es que la gobernadora no solo está presionada por retener la Provincia. Después de las irregularidades detectadas en el financiamiento de la campaña de 2017, también está obligada a presentar informes serios y transparentes en la rendición de cuentas.  

*Jorge Joury es licenciado en Ciencias de la Información, graduado en la UNLP y analista político. Para consultar su blogs, dirigirse al sitio: Jorge Joury De Tapas.    

Agenhoy