Fito Páez, la compositora de música clásica Claudia Montero y el bajista Pedro Giraudo fueron los artistas argentinos galardonados en la ceremonia de los premios Grammy Latino 2018, en la que el uruguayo Jorge Drexler fue el gran ganador de la noche con tres estatuillas.

La gala se llevó a cabo anoche en el hotel MGM Grand Garden Arena de Las Vegas, en Estados Unidos, y estuvo signada por las sorpresas, ya que los a priori candidatos a arrasar con los premios, el reggaetonero colombiano J Balvin (ocho candidaturas) y la española Rosalía (con cinco) se fueron con las manos más vacías de lo que esperaban.

Drexler se llevó los gramófonos dorados por la canción del año, grabación del año (ambos por «Telefonía») y mejor álbum de cantautor.

Por el lado de los argentinos, Fito Páez se quedó con el premio a mejor canción de rock por «Tu vida mi vida», mientras que Montero conquistó en dos de las categorías en las que estaba nominada: mejor álbum de música clásica («Mágica y misteriosa») y mejor obra/composición clásica contemporánea por «Luces y sombras. Concierto para y orquesta de cuerdas».

En tanto, el bajista Pedro Giraudo ganó el premio a mejor álbum de tango por su disco «Vigor tanguero».

J Balvin sólo pudo llevarse uno de los premios a los que optaba, el de mejor álbum de música urbana, en tanto que Rosalía ganó dos: mejor fusión/interpretación urbana y canción alternativa por «Malamente (cap. 1: augurio)».

Al subir a recibir el premio, Paéz hizo referencia a América toda. “La música tiene un don extraordinario que es acompañarnos en el trámite de la vida. América desde Alaska hasta Ushuaia tiene un tesoro hermoso que se creó en el siglo XX. Los músicos hoy más que nunca tenemos la responsabilidad de generar belleza y conocer el enorme arcón extraordinario de la música popular americana“, dijo Páez.

Y luego agregó que la música sirve “para poder seguir acompañando el camino de los pueblos muchas veces dolorosos como en este momento”.

Melisa Delgado Niglia