La primera dama argentina visitó ayer la la Villa 31, tal como le había prometido al Papa Francisco, durante un encuentro que mantuvieron el 13 de diciembre en el Vaticano.

Sandy, Ingrid y Nasheli, tres niñas del barrio, sorprendieron a la primera dama con una canción que ellas mismas compusieron, «Gotas de dolor», que se refiere a la violencia contra la mujer. Además, niños del taller de «futval» (una contracción de «fútbol» y «valores») dialogaron con Fabiola sobre la comunicación como una vía “para escucharnos y respetarnos”.

En la sede de Scholas Occurrentes, que recibe unos 250 niños y niñas de la Villa 31, Yáñez expresó: «Vine a interiorizarme en el trabajo de Scholas en el país. Siento un gran compromiso con las niñas y los niños más pobres del país y eso me lleva a querer conocer la gran tarea de las instituciones de la sociedad civil que trabajan estos temas”.

Al llegar a la sede fue recibida por Francisco Martín, coordinador de Scholas Argentina; Ignacio Dupuy, coordinador de la casa cultural Scholas, y Marina Amengual, coordinadora de Expansión y Desarrollo de las nuevas sedes.

Los responsables de la sede, abierta en 2018, relataron a la primera dama las actividades que se desarrollan en el país y conversaron con ella sobre posibles proyectos.

Fuente: AICA

Melisa Delgado Niglia