Por Melisa Delgado Niglia.

Un sondeo le da a Alberto Fernández más de 20 puntos de ventaja sobre Mauricio Macri para las elecciones generales de octubre. Según Gustavo Córdoba y Asociados, el Frente de Todos superaría el 50% de los votos, frente al 30% del oficialismo y ganaría en primera vuelta.

Si no se cuentan los votos en blanco, Fernández obtendría el 53,2 puntos y Macri el 32,1%. Roberto Lavagna podría perder algo más de un punto: la encuesta le da 6,9% de intención de voto, que se transformaría en 7,4% sin se consideran únicamente los votos válidos.

Si se mide la intención de voto en el ballotage, la fórmula Fernández-Fernández alcanzaría el 55,9% de los sufragios, mientras que Cambiemos sumaría 36,3 puntos.

La encuesta le da una imagen negativa de 62,7% al Presidente y un 34,3 de positiva lo que implica un diferencial negativo de 28 puntos. Entre julio y agosto la percepción de los encuestados hizo que la negativa de Macri subiera casi 8 puntos mientras que la positiva se derrumbó en igual proporción.

Fernández remontó casi 27 puntos y pasó de tener un diferencial negativo de 8,6% a un positivo de 19,6%. El candidato del Frente de Todos tenía en julio una imagen negativa de 48,6% y una positiva de 40,2%. Esos números se invirtieron hasta llegar a 56,2% y 36,8%.

Más de la mitad de los consultados desaprueba totalmente la gestión de Cambiemos y un 9,1% desaprueba algo. En el otro extremo el 37,1% realiza una valoración positiva del gobierno de Macri.

A pesar de que uno de los principales argumentos para la masiva convocatoria fue la defensa de la República, casi dos tercios de los consultados (59,3%) cree que se trata únicamente de un discurso electoralista que no tiene anclaje real. En cambio el 28,6% de los encuestados piensa que “está en riesgo la República”.

Además, el estudio de Córdoba y Asociados es la cantidad de personas que rechazan votar al oficialismo. Un 52,9% de los encuestados asegura que no va a votarlo. Ese número es sensiblemente menor en el caso de Fernández y está por debajo del 30%.

“Es notable la variación que hubo en las imágenes y aprobaciones de los dos principales dirigentes y candidatos que tenemos ahora en el escenario electoral. En la figura del presidente observamos un aumento muy notable de su imagen negativa después de las PASO, a partir de las reacciones que tuvo. Macri está con un 62% de imagen negativa y es prácticamente la mayor negatividad que ha acumulado a lo largo de su mandato”, expresó en diálogo con AgenHoy, Ignacio Muruaga, integrante de Gustavo Córdoba y Asociados, Analista Político.

Melisa Delgado Niglia