El presidente Alberto Fernández remarcó la necesidad de terminar con la violencia de género y aseguró que en la sociedad «no hay lugar para los violentos».

«Cuanto más posibilidades damos en la diversidad y cuanto más achicamos las diferencias entre hombres y mujeres, estamos haciendo una sociedad mejor», sostuvo Fernández.

Y agregó: «Ayer Micaela García habría cumplido 25 años. La que dio nombre a la Ley Micaela. Esa ley nos obliga a reflexionar para terminar con la violencia de género».

«No estamos considerando los trabajos que las mujeres día a día desarrollan con sus familias o con los adultos mayores. Por imperio de lógicas machistas o patriarcales nunca fueron valoradas como debieron ser valoradas», remarcó el Presidente.

«El trabajo de cuidado de las mujeres es lo que hace a los seres humanos mejores seres. Nosotros somos el resultado del amor de nuestras madres. Nunca remunerado y nunca reconocido. Hoy es día es necesariamente reconocido y remunerado. Digo esto para que nos demos cuenta todo lo que nos falta», consideró.

Rodrigo Gauna