Amnistía Internacional cierra el año en Argentina con un festival en el Estadio Obras en el que estarán presentes artistas de la escena nacional para visibilizar las luchas sobre derechos humanos en Argentina, la región y el mundo: Toquemos los temas que importan.

Amnistía Internacional cierra el año en Argentina con un festival en el Estadio Obras (Av Del Libertador 7395, CABA) en el que estarán presentes artistas de la escena nacional para visibilizar las luchas sobre derechos humanos en Argentina, la región y el mundo.

Esta nueva cita de Amnistía Internacional con la música busca movilizar y concientizar sobre temas como la libertad de expresión y protesta social en el actual contexto latinoamericano, el cambio climático, los derechos de las mujeres y de la comunidad LGBTIQ+, entre tantos otros.

“El arte funciona como un poderoso vínculo entre distintas generaciones, es por eso que en el actual contexto regional nos parece fundamental llevar a través de la música un mensaje por los derechos humanos. La historia de América Latina exige la garantía y el pleno respeto por las instituciones. El festival es una oportunidad para reflexionar de manera intergeneracional sobre el valor de los derechos humanos y la manera en que se construyen sociedades respetuosas”, señaló Mariela Belski, directora ejecutiva de Amnistía Internacional Argentina.

La jornada tendrá lugar el domingo 15 de diciembre desde las 14:0 ycontará con la participación de artistas de la escena nacional para visibilizar las luchas sobre derechos humanos en Argentina, la región y el mundo.

Lisandro Aristimuño, El Kuelgue, Bandalos Chinos, Louta, El Plan de la Mariposa, Dakillah, Darío Sztajnszrajber, Lucy Patané, Hilda Lizarazu, Barbi Recanati, Connie Isla y Femigangsta, entre otros, son algunos de los nombres que formarán parte de la jornada.

“El Festival puede aportar en colaborar con que se instalen algunas temáticas y eso me parece que es importante como  otras tantas actividades que pueden hacerse de manera grupal. Me parece más interesante igual lo que pase debajo del escenario porque es una reunión de gente que tal vez esté interesada por algunas de las temáticas y puede desarrollar redes abajo que sean constructivas”, expresó por la 97.7, Sebastián Andersen, de El Plan Mariposa.

Y agregó: “Para mi está bueno decir o expresar lo que uno piensa o sienta y poder ser tolerantes a la mirada del otro que no sea igual de la nuestra. Embanderarse no nos tiene que transformar en bandos que van al ataque de otros bandos porque eso no es constructivo”.

Melisa Delgado Niglia