Finalmente, la CONMEBOL suspendió la Superfinal entre Boca y River y la paso para mañana -a las 17- en el Monumental y con el público de River.

Luego de tantos idas y vueltas, el ente regulador determinó pasar la final, tras la reunión que mantuvieron D’Onofrio (Presidente de River), Angelici (Presidente de Boca), Domínguez (Presidente de Conmebol) y Tapia (Presidente de AFA).

Desde una primera instancia, Boca pidió la suspensión de la misma, River se sumó a ese pedido, pero la Conmebol lo quiso jugar. En fin, se terminó dando lo que solicitó el equipo «Xeneize».

Mañana, se conocerá el campeón de la Copa Libertadores 2018.

AgenHoy Digital