Vecinos de Sebastián Elcano, una localidad de Córdoba, acampan hace más de 65 días para frenar la fumigación con Glifosato que se realizan fuera de la norma.

La Federación de Organizaciones de Base (FOB), reclama que se aleje todo tipo de aplicación de agroquímicos a 1500 metros del límite del casco urbano cuando se haga con maquinaria terrestre, y a 3000 metros cuando se trate de aplicaciones aéreas.

 La actual legislación provincial permite por ejemplo liberar glifosato con máquinas terrestres en el propio borde urbano. Desde el acampe solicitan también que se erradiquen de la zona poblada los depósitos de acopio de los químicos, y los galpones donde se guardan las máquinas aplicadoras.

“El glifosato es el famoso agente naranja. Es preocupante porque no sólo destruye todo lo que encuentra a su paso en el suelo, sino que trae problemas graves en la salud de la población. Desde dermatitis agudas hasta cáncer”, dijo Ravenna.

Escucha el audio completo:

AgenHoy Digital