El ministro de Salud de la Nación, visitó el Hospital Posadas, acompañado por los intendentes de Morón, Hurlingham, Ituzaingó y Merlo. Además, escuchó a los trabajadores que piden su reincorporación tras cuatro años de lucha.

De visita en el Hospital Nacional Prof. Alejandro Posadas, el funcionario manifestó que “el director ya tiene instrucciones para que empiece a trabajar mañana con los despedidos” y opinó que “todos somos un equipo y debemos ser partícipes.”

“Estamos todos juntos para que este hospital vuelva a ser un emblema», dijo el ministro.

Como ocurrió en las últimas horas en otros organismos oficiales, como el INTI, vaciados durante los cuatro años de Macri, también en el Posadas, donde la administración Cambiemos se llevó más de 200 despidos, el anuncio intenta darle soluciones a los trabajadores y trabajadoras de la salud de un hospital clave para el sistema sanitario.

La comisión de despedidos del Posadas, junto a representantes de la Asociación Sindical de Profesionales de la Salud de la Provincia de Buenos Aires (CICOP) y del Sindicato de Trabajadores de la Salud (STS) se reunirán con las nuevas autoridades para avanzar caso por caso con las reincorporaciones.

El ministro recorrió el centro de salud de El Palomar junto a su equipo y a las nuevas autoridades, entre ellos el flamante director ejecutivo del Posadas, el doctor Alberto Maceira, y luego ofreció una conferencia en el aula magna del hospital, de la que también participaron los intendentes de Morón, Hurlingham, Ituzaingó y Merlo (Lucas Ghi, Juan Zabaleta, Alberto Descalzo y Gustavo Menéndez, respectivamente), las localidades bonaerenses que integran el área de influencia del centro asistencial.

“La salud está muy mal y mucho depende de lo que podemos hacer los que tenemos más responsabilidades y también de lo que pueda hacer cada uno de nosotros: por eso les pido el máximo esfuerzo”, dijo.

Rodrigo Gauna