El Gobierno bonaerense realizó el balance del primer día de cuarentena obligatoria que dispuso la Nación hasta el 31 de marzo y, en ese marco, anticipó que están preparando «1.000 camas de terapia intensiva, 3.000 para cuidados generales y 14.000 de aislamiento en hoteles, regimientos y hospitales».

Así lo indicó el jefe de Gabinete bonaerense, Carlos Bianco, en un conferencia de prensa que brindó junto al ministro de Seguridad provincial, Sergio Berni.

El funcionario de Axel Kicillof remarcó los «controles férreos» que llevó adelante la Provincia para el cumplimiento del aislamiento social y adelantó, que de acuerdo a los modelos con los que vienen trabajando, esperan que el pico de contagio sea entre «finales de marzo y principio de abril».

«Eso implica tener la tener la infraestructura necesaria para hacerle frente a ese momento, para eso estamos preparando 1.000 camas de terapia intensiva, 3.000 para cuidados generales y 14.000 de aislamiento en hoteles, regimientos y hospitales», precisó Bianco.

También, el jefe de gabinete bonaerense indicó que el Estado provincial «multiplicó la cantidad de trabajadores en los calls centers» para la línea 148 de atención ante síntomas de coronavirus: «Ahora tenemos cuatro turnos de cincuenta operadores contestando las preguntas», señaló.

En ese sentido, la Provincia pasó de atender mil llamados diarios a 15.000, detalló Bianco, quien también reconoció que «hay mucha gente no puedo acceder porque está colapsado» y adelantó que se está trabajando en implementar «un chat para evacuar sus dudas».

Agenhoy