Compartimos la columna editorial del Coordinador General del Grupo AgenHoy en el programa radial “Primera Mañana”.

La única y mejor forma de prevenir la influenza estacional es  vacunarse todos los años, pero los hábitos saludables como cubrirse la boca al toser y lavarse las manos pueden ayudar a detener la proliferación de gérmenes y prevenir enfermedades respiratorias como la influenza.

Imagen relacionada

Además existen los medicamentos antivirales contra la influenza que se pueden usar para tratar y prevenir la influenza. Los consejos y recursos a continuación le ayudarán a conocer las medidas que debe tomar para protegerse y proteger a otros de la influenza y detener la diseminación de gérmenes.

Vacúnese

La vacuna contra la influenza estacional lo protege contra los virus de influenza que, según las investigaciones, serán los más comunes la próxima temporada. Existen varias opciones de vacunas contra la influenza para la temporada 2018-2019.

Evite el contacto cercano.

Evite el contacto directo con personas que estén enfermas. Si usted se encuentra enfermo, mantenga la distancia con otras personas para evitar que ellos también se enfermen.

Guarde reposo en su hogar cuando esté enfermo.

Si es posible, permanezca en su hogar, escuela y evite hacer mandados cuando esté enfermo. Esto ayudará a evitar contagiar la enfermedad a otros.

Cúbrase la nariz y la boca.

Cúbrase la boca y la nariz con un pañuelo al toser o estornudar. Así podrá evitar que quienes se encuentren cerca suyo se enfermen. La influenza y otras enfermedades respiratorias graves como el virus respiratorio sincitial (RSV), la tos ferina y el síndrome respiratorio agudo severo (SARS), se diseminan al toser, estornudar o al no higienizarse bien las manos.

Lávese las manos.

Lavarse las manos con frecuencia lo ayudará a protegerse contra los gérmenes. Si no hay agua y jabón, use un limpiador de manos a base de alcohol.

Evite tocarse los ojos, la nariz o la boca.

Los gérmenes a menudo se diseminan cuando una persona toca algo que está contaminado con gérmenes y luego se toca los ojos, la nariz o la boca.

Practique otros buenos hábitos de salud.

Limpie y desinfecte las superficies de contacto más comunes en el hogar, en el trabajo o en la escuela, especialmente cuando alguien está enfermo. Duerma bien, manténgase activo físicamente, controle su estrés, beba mucho líquido y coma alimentos nutritivos.

Intervenciones no farmacéuticas (NPI)

Las acciones de prevención diarias, como las intervenciones no farmacéuticas (NPI, por sus siglas en inglés), son medidas que las personas y las comunidades pueden tomar para ayudar a reducir la propagación de enfermedades como la influenza (aparte de vacunarse o tomar medicamentos).

Prevenir la influenza en el trabajo y la escuela

Infórmese acerca de los planes que tienen la escuela de su hijo/a, el programa de cuidado infantil o la universidad en caso de que se detecte un brote de influenza u otra enfermedad, y si dichas instituciones proporcionan las vacunas contra la influenza.

Asegúrese de que la escuela de su hijo/a, el programa de cuidado infantil o la universidad limpien habitualmente los objetos y superficies que se tocan con frecuencia, y que tengan un adecuado suministro de pañuelos, jabón, toallas de papel, desinfectantes para manos

NG