El equipo de antropólogos que examinaba las tumbas de los combatientes sepultados en las Islas Malvinas reconoció los restos de otro efectivo: el número 105 desde que comenzó el proceso.

En esta oportunidad, los datos filiatorios pertenecían al soldado Claudio Alfredo Bastida, que había nacido en San Martín, Provincia de Buenos Aires, el 5 de junio de 1963 e ingresó al Servicio Militar a los 19 años, en 1982.

La notificación del hallazgo, a cargo del equipo interdisciplinario de la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación, fue recibida por su madre, María Vidriales, y su tía Alicia en el domicilio de la familia.

Según informaron, el agente ingresó en el servicio militar en el Regimiento de Patricios y fue destinado a las Islas Malvinas, donde falleció el 12 de junio de 1982 durante el combate de Monte Longdon.

AgenHoy Digital