Impulsan instalar detectores de gas en las escuelas para evitar otra tragedia

Compartir

La tragedia en la Escuela N° 49 de Moreno, ha generado un marco de consternación y el interrogante sobre quién debe hacerse cargo de los edificios para garantizar el normal funcionamiento del servicio educativo. A partir de este drama que podría desatarse en otros establecimientos escolares, el intendente de Malvinas Argentinas, Leonardo Nardini, y el diputado del frente renovador, Ramiro Gutiérrez, decidieron impulsar la instalación de detectores de gas y monóxido de carbono en las escuelas bonaerenses.

En Malvinas Argentinas el Consejo Escolar del distrito y la Subsecretaría de Educación del municipio, trabajan en conjunto. El Jefe Comunal remarcó: “No vamos a mirar para otro lado. Este programa lo venimos realizando ya desde hace unos meses, pero se decidió dar un paso más y por eso estamos realizando un relevamiento escuela por escuela para establecer prioridades y comenzar a colocar detectores de gas”.

Las escuelas N° 19, 34, 27 y el Jardín de Infantes N° 915, son las primeras en contar con estos artefactos que se colocan en espacios cerrados, previa evaluación de un gasista matriculado. Se realizará en todos los jardines de infantes de Malvinas Argentinas y en las escuelas primarias y secundarias según orden de prioridad. La comuna cuenta con 85 edificios educativos que albergan a 140 escuelas, 30 son jardines de infantes. Los sensores se colocan en lugares cerrados y se activan si detectan una décima parte del gas que podría ocasionar un riesgo.

Por su parte, el presidente del Consejo Escolar, Alejandro Perrone, dijo: “En todos los jardines se instalarán los detectores necesarios, sobre todo en la cocina y en los ambientes donde se encuentre una estufa y el ambiente sea cerrado. Los detectores suenan cuando detectan el 10% de concentración de gas. En el resto de las escuelas se irá colocando según criterio y evaluación del gasista, en orden de prioridad. No vamos a poder cumplir en una primera etapa con todas pero vamos a llegar a todas, lo cual se hará en una segunda etapa”.

En el mismo sentido, el diputado del Frente Renovador, Ramiro Gutiérrez, también impulsó un proyecto para instalar los aparatos como un sistema de prevención frente al deterioro edilicio que atraviesa la infraestructura escolar. “Si bien hay problemas estructurales y crónicos en la infraestructura de la provincia que dependen de un buen plan de inversiones, es necesario en la coyuntura, disponer de un sistema de alerta temprana frente a una fuga de gas por fatiga de materiales o por las razones que sean”, explicó.

Resaltó que el “sistema de alerta temprana es una tecnología disponible en el mercado en Argentina, cuesta menos de 10 mil pesos, la capacitación a un docente se da en menos de una hora y llevaría tranquilidad a la comunidad educativa para que todos los papás supieran que ante una pérdida de gas va a haber un dispositivo en el colegio que va a poder anticipar para prevenir cualquier accidente posterior”.

Durante la reunión con el subsecretario de Educación, Sergio Sicilioni, el diputado de Dolores le recomendó la utilización de este sistema de alerta temprana y planteó la necesidad de proveer a cada establecimiento educacional de la provincia de Buenos Aires donde haya peligro de deterioro, fatiga o riesgo de materiales.

Compartir

Comentarios