El columnista Eduardo Anguita analizó la efeméride que hoy recordamos.

«Nuestra tierra después de 203 años puede darse por satisfecha por el grito de libertad que era la continuación del 25 de mayo de 1810, pero en un escenario más complejo de lo que fue aquel 1816», señaló el periodista.

En ese sentido añadió: «El 9 de julio de 1816 fue también martes, estaban sesionando desde el 24 de marzo de ese año, representantes y delegados de la mayoría de las provincias Unidas del Río de la Plata. Digo ‘la mayoría’ porque en la zona Este de las provincias había un gran caudillo; el oriental Artigas. Él, un año antes llamó a un encuentro al que asistieron misioneros, correntinos, entrerrianos, delegados de Córdoba, y por supuesto, el distrito más importante que luego se llamó República Oriental del Uruguay».

Asimismo, aportó que: «Hay tres figuras claves para destacar. La primera, José de San Martín, creo que todos nos ponemos de pie. Nació cerca del Río Uruguay, en lo que hoy es la provincia de Misiones; tenía una tradición jesuítica y una tradición guaraní, era un ecléctico. Cuando volvió a España, él tenía una destreza para las artes militares que lo llevaron a la Logia Lautaro, un encuentro masónico. Y menciono esto porque quiero saltar a la segunda figura más importante; Juan Martín de Pueyrredón«.

«San Martín estaba en Mendoza, preparando lo que iba a ser la audacia militar más importante de la época; cruzar Los Andes, y con los compatriotas chilenos desalojar a los realistas, y después marchar hacia Lima y allí también tratar de pelear con las tropas realistas», relató.

En tanto contó que: «Juan Martín de Peyrredón era porteño, había peleado en las guerras de la independencia; había tenido un encuentro con San Martín, estaba comprometido con el Congreso de Tucumán a que el director supremo que saliera de ese encuentro, iba a apoyar a San Martín a cruzar ese camino con las tropas patrióticas. Pueyrredón fue elegido ese día como nuevo director supremo de las provincias Unidas del Río de La Plata«.

«La tercera figura es un salteño que ya había pasado los 30 años y que había peleado en distintas gestas patrióticas desde los 20; Martín Miguel de Güemes. Tenía una misión en el norte que la hacía con muy bajo perfil, pero que después tanto con San Martín como con Pueyrredón encontró apoyo en lo que se conoció como la Guerra de Guerrillas. La tarea de Güemes fue fundamental para que el Congreso de Tucumán pudiera sesionar», reflexionó Anguita.

«Este 9 de julio es una fecha que tenemos que recordar hoy porque significó no sólo romper con la corona española, sino que el congresista Medrano agregó una frase diez días después al escrito de declaración donde expresó: Independencia de la corona española y de cualquier otra potencia«, enfatizó el profesional.

Escuchá la nota completa:

Carolina Bisgarra