La corrupción aparece como de uno de los problemas estructurales más importantes del país, independientemente de quien esté en la Casa Rosada, según un estudio de la consultora Taquion y BDO sobre la percepción en la opinión pública. Su Monitor anual de corrupción señala que, para el 38% de los consultados, el mayor nivel de corrupción, se encuentra en el Gobierno y un 84% cree que la Justicia es otro de los nichos.


La segunda opción también repercute en la clase política. Un 35% contestó que el mayor nivel de corrupción se encuentra en partes iguales entre el Gobierno, la sociedad y las empresas. En tanto, un 5,8% contestó que está en las empresas y un 19,1% en la sociedad. El reciente escándalo de los llamados “Cuadernos de las coimas”, escritos por el ex chofer Oscar Centeno y que sumó problemas judiciales para funcionarios kirchneristas también ofrece pistas sobre la percepción que tiene la sociedad de la corrupción.
El 45,5% cree que servirá para bajar la corrupción, aunque con distintos niveles. De ese porcentaje, el 24,3 piensa que provocará cambios positivos tanto en el sector público como en el privado. A su vez, el 14,5% piensa que sólo habrá cambios en el sector privado y un 6,6% en el sector público.
En tanto, un 41,7% es más tajante. Piensa que los cuadernos no servirán para bajar la corrupción enquistada en diferentes instituciones del Estado.
¿Por qué? Los encuestados consideran que la Justicia es un 84,4% corrupta, los sindicatos, un 82,5%; la policía, 75,5%; el Congreso, 74,3%; el Gobierno, 56,5%; y las empresas 70,8% y la sociedad es corrupta en un 61,6%.
Asimismo, el 56,4 piensa que la principal causa de la corrupción es la deshonestidad de la sociedad.
En ese sentido, hay otra pregunta que tiene incidencia en las elecciones electorales. ¿Cuánta corrupción está dispuesto a tolerar de un gobierno que logre dominar la inflación, brinde seguridad y asegure calidad de vida? El 43,8% contestó “nada”, el 21,8” dijo “poco” y el 16,4 respondió “algo”.
Por último, no quedó fuera del informe las percepciones de cómo cree que actuaría un individuo ante un hecho que pruebe su honestidad.
Frente a la oportunidad de retirar un monto interesante de dinero de la bóveda de un banco, el 82,7% contestó que la sociedad argentina retiraría el dinero contra un 17,3% que contestó que “no”. Ahora bien, la autopercepción arrojó otro resultado: el 79,4% de los consultados respondió que no lo haría.

NG