Integrante de Madres de Plaza de Mayo, línea fundadora, se mostró con la diputada que lleva cuatro meses en huelga de hambre. Sus luchas.

De camino a cumplir 89 años, Nora Cortiñas no deja de sorprender con sus actitudes, de una alta simbología en defensa de los Derechos Humanos.
Es que, en las últimas horas, se difundió una foto de su visita a Diyarbakir, Kurdistan, donde apoyó la lucha de la diputada Leyla Güven. La dirigente la recibió en su día 115 de huelga de hambre, como señal de protesta contra el régimen de aislamiento impuesto al kurdo Abdullah Öcalan.

Integrante de Madres de Plaza de Mayo, Línea Fundadora, no fueron pocas las ocasiones en las que, proceso de crisis mediante, salió a abrazar causas.
Su presencia en marchas diversas hasta incluyen un viaje en moto a Mar del Plata, donde se realizó un escrache al genocida Miguel Etchecolatz.

Su intervención en movilizaciones contra el G20 de noviembre pasado, la visita a Milagro Sala en Jujuy; su apoyo a los despedidos del Hospital Posadas de Buenos Aires, trabajadores de prensa, estatales en la provincia de Chubut y profesionales en el INTI, hablan por sí sola.
Aggiornada a movimientos de la época, dio su apoyo a la Campaña por la Interrupción Voluntaria del Embarazo, que no pudo ser aprobada en el Congreso más la puja por la separación Iglesia del Estado y la Ley de Bosques, entre otras causas.

En todos lados, el pedido es por justicia.
“Queremos criar hijos que no sean femicidas ni genocidas», supo decir.

NG