El Defensor del Pueblo bonaerense, Guido Lorenzino, expresa su rechazo a la determinación notificada a los clientes por la compañía prestataria de energía eléctrica en el territorio bonaerense: intimar a través del Veraz a quienes registran facturas pendientes.

“Es una medida que apunta a marginar cada vez más a la gente y acorralarla para que no les quede más alternativa que pagar un servicio que tiene un costo cada vez más irracional”, afirma el funcionario mediante un comunicado.

Además, cuestiona la decisión de la empresa energética por considerarla un mecanismo que oculta una “clara persecución” bajo la amenaza de ingresar en este listado -que dificulta todo tipo de financiación- y cortar el servicio en caso de que no se pongan al día.

Emmanuel Angelozzi