Compartir

Entre los aumentos de alquiler, expensas y tarifas, al inquilino promedio de la ciudad le queda para vivir 150 pesos diarios.

El alquiler de vivienda aumentó 83% en los últimos dos años. Según la Dirección General de Estadísticas y Censos de la Ciudad, en enero de 2016 el alquiler promedio de un dos ambientes valía 5.822 pesos.
En marzo de este año es de 10.700 pesos, según un informe del Programa de Atención a Inquilinos de le Defensoría del Pueblo de la Ciudad.
Señala que el aumento de las expensas, que en dos años fue del 100%, en el caso de los inquilinos se agrava por la discrecionalidad a la hora de liquidarlas.
En cuestión de tarifas de servicios públicos, un inquilino que gastaba un promedio de 150 pesos mensuales, ahora tiene que afrontar gastos por 1.100 pesos (incluyendo gas, luz y agua) y 200 pesos de ABL más que antes.
Con estos incrementos, los inquilinos de la ciudad -que representan un 40% de la población- viven con 150 pesos diarios, indicó el informe.
Si tenemos en cuenta que más de un tercio de la ciudad vive en soledad, y otro 25% son hogares conformados por dos personas, el ingreso promedio de sus trabajadores de acuerdo a Estadísticas y Censos (20.000 pesos) apenas alcanza para hacerse cargo de todos los gastos de la vivienda alquilada.

Compartir

Comentarios