Intendentes bonaerenses apoyaron al presidente Alberto Fernández en el decreto de necesidad y urgencia que los habilite a controlar los precios en sus distritos. Apuntan a los aumentos especulativos en negocios de cercanía, donde se concentran las compras en el marco de la cuarentena por el coronavirus.

«Nos estamos preparando para esta responsabilidad. Lo veníamos hablando con el Presidente y la cuestión surgió nuevamente en las últimas videoconferencias. Alberto Fernández dijo que lo iba a estudiar. Estamos esperando el decreto que saldría en las próximas horas», dijo el intendente de Morón, Lucas Ghi (Frente de Todos).

En declaraciones a FM La Patriada, Ghi manifestó que comercios chicos  «están pagando un 50% más la misma mercadería». Y  afirmó: «Ahí hay alguien que decide apropiarse de un porcentaje excesivo de la venta. Vamos a sacar a la calle a 30 inspectores para que no siga ocurriendo».

La decisión del Presidente

En una entrevista con Horacio Verbitsky, Alberto Fernández anunció un DNU para que los municipios sean autoridad de aplicación en los controles de precios. Los que mayores incrementos registran son los comercios de cercanía, donde el intendente tiene más llegada.

«Estoy preparando un DNU que calculo estará listo el lunes. Es para cambiar la ley de defensa de la competencia y para declarar autoridad de aplicación a los intendentes», anunció ayer el mandatario.

En este sentido, Diego Valenzuela (Cambiemos) intendente de Tres de Febrero, aseguró a Continental, que «se está dando una tendencia hacia los municipios. Es por estar cerca de los vecinos».

«El control de los precios es una de las grandes demandas de la gente. Sobre todo en frutas, verduras y carnes y esto es lo que le planteamos al Presidente y de allí surgió esta idea», explicó Valenzuela.

Desde el Municipio de Vicente López, en tanto, indicaron a Télam que ya tienen «doce operarios en la calle, del área de Fiscalización y Control». «Están desde la semana pasada intimando a los comerciantes a mantener los valores de precios sin aumentos».

Tarjetas de débito

Otro aspecto que están controlando en el municipio es el de los comercios que no aceptan tarjetas de débito o que exigen gastar un monto mínimo para este tipo de operaciones.

No obstante, explicaron que aguardan el DNU anunciado por el Presidente ya que, «de momento», sólo pueden «intimar a los comercios», pero no disponer sanciones, algo que sí ocurrirá una vez dictada la norma del Ejecutivo, que permitirá «la aplicación de multas o clausuras, según el caso».

«Son momentos en que todos tenemos que tirar para el mismo lado y tomaremos las medidas necesarias desde nuestro municipio para acompañar la decisión del Presidente», aseguró el intendente Jorge Macri.

Por su parte, el intendente de Tigre, Julio Zamora (Frente de Todos), indicó que «se realizan operativos para asegurar el respeto a las cotizaciones máximas de los productos de primera necesidad».

En ese distrito, desde el comienzo de los controles, se labraron 56 contravenciones y se clausuraron 16 comercios.

«El gobierno nacional delegó en los municipios el control de precios y en Pilar ya estamos listos para dar la pelea contra los especuladores y contra quienes se están aprovechando en un momento tan delicado», indicó a Télam el intendente Federico Achával (Frente de Todos).

Agregó que, «desde el gobierno municipal, se viene haciendo una tarea en conjunto con el área de Defensa del Consumidor y el Cuerpo Municipal de Inspectores».

«Hicimos 127 inspecciones desde que arrancó este asunto y en cerca del 35 % de comercios relevados detectamos aumentos de precios. Todos los comercios fueron sancionados», reveló.

Liliana Lopez