Internos del servicio penitenciario bonaerense acceden a educación formal en todas las cárceles de la provincia

Compartir

Alumnos privados de libertad cursan las clases en todos los niveles formales de educación en las cárceles y alcaidías penitenciarias que dependen de la provincia de Buenos Aires, por lo que ya está en marcha uno de los ejes principales que busca la reinserción social de los privados de libertad.

Brian, que tiene 25 años, es oriundo de Lanús y está alojado en la Unidad 54 Florencio Varela, destacó esta iniciativa al señalar: “En la calle tuve que dejar la escuela en tercer año. Acá pude terminar lo que me faltaba y cuando rinda las tres materias que me llevé, voy a tener mi título secundario”.

“Seguramente, empezaré Sociología en la Universidad”, comentó en el pasillo que une las aulas y la biblioteca de la Escuela que se ubica tras los muros del penal”, agregó.

Desde que asumió como ministro de Justicia, Gustavo Ferrari, en sintonía con la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, ha destacado la importancia de la educación y el trabajo en cárceles y ha dicho que son tareas fundamentales en su gestión.

“La educación se constituye como uno de los pilares para la inclusión social de las personas privadas de su libertad. Por ello es que en todas las dependencias del Servicio Penitenciario Bonaerense se cuenta con establecimientos educativos de nivel primario y secundario, a cuyas aulas ya han retornado con renovado entusiasmo docentes y alumnos iniciando el ciclo lectivo 2018”, señaló Ferrari.

La Dirección de Educación, dependiente de la Subdirección General de Educación, Cultura y Deporte, Dirección General de Asistencia y Tratamiento, se coordina un amplio grupo de trabajo que incluye a Delegados y Coordinadores del área, que desde los Complejos Penitenciarios y cada una de las Unidades colaboran cada día con el personal de la Dirección General de Cultura y Educación bonaerense, a fin de llevar adelante en forma conjunta actividades necesarias para que las personas alojadas en las dependencias del SPB puedan acceder a un servicio educativo de calidad.

La oferta formativa para las personas privadas de su libertad es más amplia aún incluyendo también los niveles terciario y universitario, ello por medio de Institutos instalados en las Unidades y acuerdos con diversas Universidades, entre las cuales podemos mencionar las Universidades Nacionales de la Plata, del Sur, de San Martin, del Centro y de Mar del Plata, las cuales dictan diversas carreras a la vez que efectúan las más variadas actividades de extensión universitaria.

Una de las historias de superación personal es la de Axel, quien en la Unidad 54 cursó y aprobó la secundaria y este año comenzó el nivel universitario.
“Quiero ser abogado. Ya aprobé Introducción a las Ciencias Sociales y ahora estoy por rendir Introducción a la Sociología”, afirmó el estudiante.

Compartir

Comentarios