La Justicia federal allanó la sede central de la distribuidora de energía, sobre presunta facturación apócrifa. La investigación la lleva adelante el Juzgado Federal Nº 1 de San Martín, a cargo de Emiliano Canicoba.

El magistrado ordenó allanamientos en busca de documentos contables en la principal sede de Edenor, en Avenida del Libertador al 6.300.

En Edenor dijeron que están a disposición de la Justicia y que la empresa «tiene la tranquilidad del buen proceder».

Las medidas no habían trascendido hasta ahora, pero las fuentes indicaron que Edenor es investigada por presuntamente pagar con sobreprecios o realizar supuestos pagos ficticios a proveedores de mano de obra con el objetivo de generar un circuito de dinero negro.

Rodrigo Gauna