Fue en diálogo con «Entre Amigos» por la 97.7 y FM LATE.

«Se agota la paciencia económica y se nota fatiga social», señaló el periodista y agregó «ese panorama más amplio, incluye el registro de cierta fatiga social creciente por la duración de la cuarentena.Y por la profunda caída de la actividad económica y sus efectos directos en buena parte de la sociedad. De esto y otras cuestiones hablaron durante tres horas ayer en Olivos el presidente Alberto Fernández y Cristina Kirchner»

Alguna encuesta sugería hace ya un mes una advertencia de fastidio colectivo y varios sondeos en las últimas semanas anotan caída de imagen gubernamental , que aun está en niveles altos, pero se observa un crecimiento sostenido de la preocupación económica.

Los gobernadores sostienen tratativas casi a diario para aflojar las restricciones a la actividad social y económica en sus distritos.

Tal vez esa percepción y los cacerolazos, precipitó el giro oficialista frente al tema de los presos y el coronavirus. Fue tan fuerte, y en algunos casos tan desmedido, que sacudió el ambiente judicial.

Hay que reconocer que temor por el virus y necesidad de respuesta sanitaria eran señales prácticamente excluyentes a fines de marzo. Hoy, casi en el mismo renglón aparece el deterioro económico.

No compiten, son angustias concurrentes que el Gobierno comenzó a tomar nota con el objetivo de ir ablandando un poco la cuarentena sin que perjudique lo hecho hasta ahora. Algunos aseguran que el Presidente tiene una lista de 20 actividades para ir flexibilizando.

Los datos son inquietantes. Por ejemplo los, cheques rechazados en abril alcanzaron el 12% y ya superan niveles de la crisis de 2001.Las pymes son las más golpeadas por el corte de la cadena de pagos, y piden auxilio al Gobierno.

En lo que va del año, el Banco Provincia ya asistió a unas 7.500 pymes por más de 20 mil millones de pesos, entre las líneas de préstamos del programa RePyME y la financiación especial por la emergencia sanitaria.

Se trata de créditos con tasas del orden del 24%. Pero desde el frente empresario bonaerense se han disparado todas las alarmas. Ya algunos intendentes han recibido cartas sobre el dramático cuadro de situación, como el gobernador Axel Kicillof y el propio presidente Alberto Fernández.

Muchos comerciantes señalan que las medidas económicas no llegan con toda su efectividad y así se compromete la actividad.

De la representación de Centros Comerciales importantes, como el de La Plata, donde se teme un cierre masivo de locales, se sostuvo que “la situación es desesperante. En algunos casos ya no podemos llevar el plato de comida a nuestras casas”, aseguran.

La Federación Empresaria envió un protocolo de apertura de comercios, a la vez que publicó una carta abierta dirigida al presidente Alberto Fernández y al gobernador Axel Kicillof. en donde remarcan que si bien tienen compromiso con la cuestión sanitaria, observan que la situación económica va empeorando y que las medidas para paliativos directamente no llegan».

COMPARTIMOS LA ENTREVISTA COMPLETA:

LF