Se multiplica el respaldo solidario en todos los frentes para salvar el Hospital El Cruce

Compartir

*Por Jorge Joury (Con la colaboración de los testimonios recogidos por el equipo periodístico de la FM 97.7)

Tanto en Florencio Varela, como en una amplia franja de la zona sur, consideran que el eventual cierre o vaciamiento del Hospital El Cruce significa un golpe al corazón de la populosa población.Todas las instituciones que trabajan por el bien común han formado un frente para rechazar el ajuste en los recursos de ese nosocomio, que se financia con aportes de la Nación (70%) y la provincia (30%). El dramático escenario, no solo ha impactado en los medios locales y regionales, sino a nivel nacional y también en las redes sociales, donde se multiplican a cada minuto los mensajes de apoyo para preservar no solo los más de 200 puestos de trabajo, sino una joya que prestigia el sistema sanitario nacional y trasciende más allá de las fronteras. Todos coinciden en que la movida del Gobierno “atenta contra la salud pública”.

Esta situación aparece justo cuando el sistema está mostrando un debilitamiento mayor que el de hace unos meses. Hoy los hospitales están colapsados porque mucha gente que tenía obra social o prepaga ya no la tiene porque perdió el trabajo, tampoco hay insumos, ni mejoras en infraestructura. Según aseguran los trabajadores del nosocomio varelense, el gobierno de María Eugenia Vidal y la Casa Rosada decidieron aplicar un recorte del 42,9% sobre sus fondos.

Haciendo un poco de historia, el centro médico, inaugurado en 2007, lleva el nombre de Néstor Kirchner. El ex presidente dispuso materializar esa obra respondiendo a una gestión realizada por el entonces intendente Julio Pereyra. El Cruce es considerado uno de los cuatro mejores de América Latina en alta complejidad. Y surgió como respuesta a la necesidad de los habitantes de Florencio Varela, Berazategui, Almirante Brown y Quilmes de acceder a una atención de mayor complejidad, que incluye entre otras cosas distintos estudios para diagnóstico e intervenciones quirúrgicas especializadas y trasplantes.

Constituye un nodo de la red de la región, integrada por los hospitales Mi Pueblo de Florencio Varela; Evita Pueblo de Berazategui; Arturo Oñativia de Almirante Brown; Isidoro Iriarte; el Hospital Subzonal Especializado Materno Infantil Dr. Oller de San Francisco Solano de Quilmes; el Hospital Zonal General de Agudos Lucio Meléndez de Adrogué; el Hospital Subzonal esp. en Rehabilitación Motriz Dr. José Marí­a Jorge de Burzaco y el Centro Integral de Salud, Diagnóstico y Rehabilitación “Julio Méndez” de Bernal.

La construcción del hospital, de 20.500 m2 cubiertos, demandó una inversión de más de 100 millones de pesos provenientes del Estado Nacional. Cuenta con 130 camas, de las cuales el 50% son de internación especializada en terapia intensiva, unidad coronaria, recuperación cardiovascular, entre otras. Está equipado con tecnologí­a de última generación: tomógrafo de seis cortes; resonador magnético de imán abierto de 0,23 (único con estas caracterí­sticas en establecimientos públicos del conurbano); equipo de hemodinamia que permite la realización de cateterismo y un sistema de monitoreo con equipos modulares en terapias y quirófanos en red.

INQUIETUD ENTRE LOS LEGISLADORES

La inquietud por mantener el funcionamiento pleno del nosocomio también llegó a la Cámara de Diputados bonaerenses, donde recibió la adhesión de todos los bloques opositores. También se presentó un proyecto de declaración donde se expresa “la profunda preocupación por resguardar el futuro del establecimiento”.

Todo tiene que ver por las versiones sobre el “inminente vaciamiento” de la institución y el recorte de 1105 millones, lo que corresponde al 42,9% menos de lo proyectado, según detallaron representantes políticos opositores y profesionales de la salud que se desempeñan en el establecimiento.También los intendentes del peronismo sentaron posición, durante una cumbre celebrada en Lomas de Zamora.

“La salud es política de Estado, no un tema electoral”, señaló el diputado provincial Julio Pereyra. “Esto es un respaldo hasta con la propia Provincia porque sabemos que está poniendo recursos. Pero hace falta que el Gobierno Nacional entienda la situación y que auxilie a un hospital de primer nivel frente al desfasaje económico que ha habido en el último tiempo”. En esa dirección, Pereyra remarcó la importancia de mantener el hospital, ya que otros nosocomios trasladan pacientes de alta complejidad. “Hoy estamos viendo con mucha tristeza que el hospital está decayendo y que hay pedido un achique del 40 % del presupuesto”, expresó Pereyra.

Respecto a la situación de los trabajadores, el legislador dijo que ”esto viene desde hace varios meses y que desde la Dirección le han planteado a cada Jefe de Servicio que tiene que hacer una reducción de un porcentaje importante”. Reveló además que le preocupa el cierre de la atención a jubilados, un proyecto conjunto entre el Municipio de Florencio Varela y la UNAJ, solventado por PAMI.

UNA POLITICA DE ESTADO

En cuanto los pasos a seguir a futuro, Pereyra señaló que “proyectamos juntarnos con los ministros tanto nacional como provincial, hacer una reunión con los secretarios de salud de toda la región”. Y Añadió: “No nos vamos a quedar quietos con este tema, el tema de la salud es política de estado, no es un tema electoral”.

A todo esto, Andrés Watson, intendente de Florencio Varela también argumentó que “no hay que politizar el reclamo del Hospital El Cruce” y apoyó el clamor de los trabajadores. El jefe comunal también habló de la crisis en la salud pública a nivel nacional. “Claramente están faltando insumos, por lo tanto, hay una disminución en la calidad de la salud de los vecinos, no solo a nivel local sino de toda la región”.

Watson añadió que “la población está muy consternada por el futuro del hospital y preocupada, porque observa que hay una desfinanciación de la salud pública. Hoy el hospital está en peligro por la disminución del presupuesto, más de 1100 millones de pesos quieren quitarle al presupuesto”.

A su vez agregó que “el gobierno nacional y provincial está practicando un ajuste guiados por el Fondo Monetario Internacional, en donde menos lo deben hacer. En la salud, la educación y la seguridad deberían practicar políticas de Estado y están haciendo un ajuste que pone en peligro la vida de los vecinos de la región”.

Por su parte, Adrián Ruiz, farmacéutico del Hospital El Cruce manifestó que “somos 1.500 trabajadores y 200 están contratados en precariedad laboral ya que al día de la fecha no les han renovado el vínculo”.

Entre otras cosas Ruíz aclaró que “el Consejo directivo y la dirección notificaron que el Hospital iba a sufrir un 40% de recorte. Para ponerlo en números, el presupuesto del Hospital que se proyectó para 2018, fue de $2.574.000, y ese presupuesto corresponde un 70% al Ministerio de Salud de La Nación y un 30% del Ministerio de salud de la provincia. Sólo se consiguió que se dé un 60%”.

También Carlos Boco, presidente del bloque de Cambiemos en el CD de Varela, trató de llevar tranquilidad, al desmintir el cierre de los Consultorios de Atención Médica.“Nosotros tomamos conocimiento cuando se hizo público la situación, es un tema que nos preocupa y nos ocupa, por eso hemos tenido conversaciones con el Concejo de Administración, con el Director del Hospital, con las autoridades de PAMI”, indicó.

Boco añadió que quería “trasmitirles a los vecinos que no se va a cerrar los consultorios externos de AMI, que los afiliados de PAMI sepan que nuestra misión es atender a que los adultos mayores sigan con la cobertura”. No obstante, el edil reconoció que la negativa de turnos existió, pero que se habló con PAMI central para regularizar la situación. También afirmó que no se va a despedir personal y que los contratados están siendo convocados para firmar los nuevos acuerdos y que se llamó al Sindicato de Salud Pública para hablar de paritarias .

ANGUSTIA DE LOS JUBILADOS

La noticia también impactó en el mundo de los abuelos. Enrique Maldonado presidente de la Federación de Jubilados y Pensionados del distrito y Mirtha Blanco de la Comisión directiva, se sumaron a la polémica y dieron detalles de la delicada situación. “Nosotros vemos con sumo desagrado toda la situación económica del país en especial la de los jubilados, porque los jubilados no tenemos forma de resistirnos a las medidas que toma el gobierno”.

Según las versiones circulantes, entre los recortes estaría el cierre de los Consultorios de Atención Médica Integral (AMI) que tienen por misión atender a los adultos mayores con cobertura de PAMI.

En este contexto , Maldonado dijo que a los medicamentos, y servicios caros se le suma la situación del AMI . “Repudiamos la actitud del gobierno que quieren sacar AMi, que es un servicio más para los jubilados”, aclaró.

Por su parte , Mirta Blanco, indicó que oficialmente nadie confirmó que iban a cerrar el AMI, “pero hay que poner atención porque a varios jubilados se acercaron a sacar turno les dijeron que a fin de mes se cerraba” .

En el marco del complejo escenario, los trabajadores y becarios del hospital convocaron a un “abrazo” público para hoy a las 11. Desde todas las áreas del nosocomio confirmaron que, con ese gesto, realizarán su primera medida de acción directa para “defender” al hospital de un eventual achicamiento presupuestario del 40%.

Carolina Lomlomdjian becaria de investigación en Neurociencias del ENyS del hospital, puntualizó que “todo esto nos duele mucho, ya que allí se realizan en forma gratuita cirugías complejas funcionales de epilepsia y trasplantes únicos en el país. Se atienden niños y adultos con los más altos estándares de calidad y excelencia. Hoy esta maravilla de la ciencia está en riesgo de cerrar, redujeron un 40% el presupuesto y empezaron a despedir personal más allá de que no se sabe si servicios dejaran de funcionar. El AMI un centro anexo de atención a pacientes de PAMI cerrará en 15 días dejando a los profesionales sin trabajo y a los ancianos sin atención. Si recortan la salud muere la gente”, manifestó la profesional.

UN RECLAMO SIN MOTIVACION POLITICA

La Asociación de Profesionales del Hospital el Cruce y el Sindicato del Personal también sentaron posición. Aclararon que “el reclamo se origina en el marco de una asamblea de más de 500 trabajadores del Hospital, convocada por la Asociación de Profesionales y el Sindicato de Personal del Hospital el Cruce. No existen las connotaciones políticas partidarias. Indicar eso es un intento por desprestigiar un clamor legítimo”. También se aclaró que “el abrazo será sin banderas partidarias”.

Con respecto a la estabilidad de los trabajadores, en el comunicado se menciona que no se afectara la planta permanente del Hospital. El Hospital cuenta con más de 200 trabajadores en situación de contratados, modalidad actual de ingreso al mismo. Estos empleados, no cuentan a la fecha con una confirmación de continuidad, siendo que muchos llevan más de un año en sus tareas. “Estos contratos vencen el 30 del corriente y seguimos exigiendo respuesta concreta y el pase a planta permanente de los mismos”, agrega el comunicado.

También se da cuenta que en asamblea, se votó el rechazo al cierre de la Atención Médico Integral, que atiende más de 15 mil afiliados de PAMI.

Los trabajadores del hospital denunciaron a través de un comunicado que El Cruce proyectó para su funcionamiento 2018, 2574 millones de pesos, de los cuales 1801 correspondían a Nación y 772 a Provincia. Pero en los presupuestos aprobados por los ejecutivos de ambas jurisdicciones, solo estaban destinados 1349 millones y 120 millones de Nación y Provincia respectivamente, es decir, un recorte de 1105 millones, un 42,9% menos de lo proyectado.

Frente a este cuadro de situación, Darío Olmedo, Secretario General de ATE Florencio Varela, puntualizó que “el achicamiento del presupuesto que se está diciendo va a afectar concretamente la atención, en un sistema que era abarcativo en gran nivel, hoy se está reduciendo a unos pocos nada más”.

Finalmente, Gerónimo Chaparro, Presidente. Asociación De Profesionales del nosocomio, afirmó que “las autoridades hasta la fecha siguen negando el cierre del AMI, pero nosotros tenemos información e indicios, que hablan de que van por el camino del cierre.Las autoridades comentan de que hay un convenio con PAMI y que el mismo da pérdidas para el Hospital, que está viviendo una situación presupuestaria muy compleja”. “Están en riesgo 200 puestos de trabajo”, finalizó Chaparro.

Compartir

Comentarios