La primera intendenta mujer en asumir el cargo en Quilmes juró hoy frente a militantes y referentes políticos. Además, estuvo acompañada de la vicepresidenta de la Nación.

“Nuestra vida es la militancia política. Quiero agradecerle la presencia a nuestra querida vicepresidenta de la Nación y siempre presidenta de corazón, Cristina. Gracias por no habernos dejado solos. Ella con un profundo amor por el país y la gente salió a caminar la provincia de Buenos Aires y ahí comenzó el principio del final del macrismo en Argentina”, comenzó Mendoza.

Y continuó: “Cuando hay personas que sienten lo que el pueblo siente y toman decisiones para poder generar condiciones, el gobierno se puede lograr y más si hay un pueblo que acompaña. La historia se transforma dándole paso a las nuevas generaciones. Creemos en qué hay que militar hasta que lo imposible se vuelva inevitable y cuantos pensaban que llegar a gobernar este municipio sería imposible, ahí estuvo la militancia golpeando todas las puertas”.

Han querido convencer al pueblo que los derechos son excesos”, concluyó Mayra Mendoza y se comprometió a trabajar inicialmente en la guardia del Hospital de Solano.

“Quilmes es la obsesión de Mayra”

Así lo expresó la vicepresidenta de la Nación Cristina Fernández de Kirchner.

“Quilmeños y quilmeñas, si Mayra está emocionada yo lo estoy más porque en el 2017 cuando construimos unidad ciudadana que fue el punto de partida para este frente de todos que ayer se hizo cargo del país, vine a un merendero y desde allí cuando salimos vimos el edifico y era la Municipalidad donde con Mayra soñábamos que sea intendenta”, dijo la mandataria.

“Quilmes es la obsesión de Mayra por eso tengo mucha esperanza en ella. No es magia estar sentados hoy aquí”, agregó Cristina.

Melisa Delgado Niglia