No va a ser fácil, pero Axel Kicillof, gobernador electo de la provincia de Buenos Aires pondrá en marcha un plan para lograr la renuncia del jefe de los fiscales local, Julio Conte Grand. Desde el entorno del sucesor de María Eugenia Vidal, descartan, sin embargo, impulsar un juicio político, que es la herramienta legal para desplazar al procurador general, de cargo vitalicio.

De acuerdo a fuentes del Frente de Todos, se  buscaría apurar la salida de Conte Grand por medio del «desgaste».

La ofensiva tendría una ejecutora: la legisladora kirchnerista Teresa García, quien pidió abiertamente la renuncia del Procurador.

Uno de los recursos para es una de las denuncias de las que se hizo eco la ONU y que incluyó en un informe de su relator por la independencia del poder judicial.

Según la denuncia recibida, al procurador bonaerense se lo acusa de haber organizado una ofensiva política contra el Luis Federico Arias, titular del juzgado contencioso administrativo N° 1 de La Plata que incluyó el pedido de juicio político y destitución por el contenido de sus sentencias.

El propio Sergio Massa salió públicamente a pedir la renuncia de Conte Grand, y aseguró que el procurador afirmó: ‘Llegue con Vidal y me voy con la gobernadora porque soy un procurador político».

Después Massa dijo: «Debería mirar cómo afecta su credibilidad decir ahora que se quiere quedar porque el cargo es eterno». Sin embargo, a pesar de estas afirmaciones del referente del Frente Renovador, Conte Grand niega haber dicho esas palabras, de las que no hay registro.

El diputado Jorge D’Onofrio, también del Frente Renovador, volvió a cuestionar “no sólo el desconocimiento de la esencia de su cargo” sino la “parcialidad” del funcionario judicial, que, dijo, “se dedicó a ser el Procurador de María Eugenia Vidal y no el Procurador de la Corte como lo manda la Constitución”.

El legislador pilarense basó su acusación en “la cantidad de causas en las que fiscales y jueces fueron influenciados y presionados para hacer o para dejar de hacer” desde su llegada al cargo, por lo cual puso en duda que “la Provincia hoy esté en duda que viva en un estado de derecho pleno”.

NG