Luego de que los sindicatos nucleados en el Frente de Unidad Docente bonaerense plantearan la necesidad de reunirse a la brevedad con el gobernador bonaerense Axel Kicillof, su jefe de gabinete Carlos Bianco confirmó que ya se encuentran trabajando al respecto.

“Ya hemos tenido un pedido de reunión y vamos a concretar el encuentro en enero para arrancar las clases con las paritarias cerradas”, anunció el jefe de gabinete bonaerense Carlos Bianco.

Los sindicatos docentes, además de la cuestión salarial, habían puesto el foco en los problemas de infraestructura de la Provincia. En ese sentido, Bianco destacó que el Ejecutivo bonaerense está avanzando con “un plan de emergencia edilicia en las escuelas para empezar a ponerlas en condiciones para arrancar en tiempo y forma” las clases.

En otra línea, Bianco destacó que la Emergencia Económica ya vigente en Provincia, le dan a Kicillof, «las herramientas para empezar a poner de pie» la Provincia.

En línea con el discurso de Kicillof, el jefe de Gabinete destacó que los indicadores «en materia de hambre, de falta de empleo, de problemas de producción, de inconvenientes con el sistema sanitario y de infraestructura son muy graves». En ese sentido, destacó que «no se trata de un capricho o chicana política«, sino que la situación «es de tierra arrasada».

LF