Así mismo, el gobernador electo de la provincia de Buenos Aires aseguró que el derecho a la universidad debe ser garantizado, y esa es su concepción de cómo hacer política.

«No sirve una universidad que se transforma para adentro sino forma parte de la transformación y el desarrollo de un país«, eso es lo que ocurrió en la reforma del 18´, según detalló Kicillof al tiempo que agregó que a esa universidad le faltaba la gratuidad que llegó con la decisión de Juan Domingo Perón. 

Emocionado luego de que una alumna hija de obrero egresada de la UNPAZ, se dirigiera al auditorio y dijera que no se dejen convencer por quienes les dicen que no van a poder, el gobernador electo valoró el ro de la universidad pública en el desarrollo de la Argentina. «Hubo un fuerte ninguneo de la universidad pero también en general de la historia (…) y la historia construye identidad».

«La universidad, después de la reforma del 18, es parte de la identidad del pueblo argentino», subrayó con la voz quebrada por la emoción.

En este sentido, enfatizó que el derecho a la universidad debe ser garantizado, y esa es su concepción de cómo hacer política: Garantizar los derechos. «Es una obligación de gestión», subrayó.

«La educación es un derecho que se cumple de manera muy imperfecta porque no todos los argentinos y argentinas tienen igualdad ante ese derecho” y “un derecho que no se cumple es una obligación para las autoridades y la dirigencia política”, afirmó.

El gobernador electo, quien podría asumir el 11 de diciembre para garantizar en el acto la presencia de funcionarios nacionales, describió el momento como de «encrucijada histórica» que «nos va  a poner a todos a prueba”.

Además aclaró que «durante muchísimo tiempo en la Provincia problemas estructurales que no estaban resueltos pero en el último período cada una de esas dificultades se agravó». “Cuestiones que estaban relativamente encaminadas se han convertido en urgencias. No estaba todo resuelto pero ahora está mucho peor y en estado de emergencia», opinó Kicillof y calificó como “enorme desafío y de una gran exigencia” la etapa que viene.

Respecto a la vinculación que va a tener su gestión con las casas de estudio, anunció que va a poner al gobierno de la provincia de Buenos Aires a trabajar con todas las universidades. «El gobierno viene a ponerse a disposición de  las universidades nacionales y provinciales, para coordinarnos mejor y usar hasta el último recurso en bien de la Provincia”.

«A aquel que crea que los hijos de trabajadores no tienen que ir a la universidad, le quiero decir que está en las antípodas de lo que piensa este gobernador», y en igual sentido concluyó que, frente a los que opinan que hay muchas universidades, él considera que hay pocas. «Falta cobertura, falta alcance, falta acceso y oportunidades en la provincia de Buenos Aires, y si hace falta con la beca que necesitan los estudios universitarios, es un derecho al que vamos a apuntar a cumplir».

«Vamos a conseguir que más bonaerenses y bonaerensas vayan a la universidad pública y gratuita porque la universidad es un instrumento de igualdad y de desarrollo que la provincia no va a desperdiciar».

LF