El gobernador bonaerense, Axel Kicillof, dispuso una ayuda de 300 millones de pesos para todos los municipios para que puedan atender la emergencia sanitaria que se dispuso por el coronavirus durante 180 días.

«Estamos trabajando para conseguir la mayor coordinación posible», aseguró el Jefe de Estado provincial respecto de la medida que entró en vigencia, tras la reunión que mantuvo el jueves junto al gabinete provincial con los intendentes bonaerenses, con quienes coordinó acciones que permitan contener la propagación del COVID-19 y atender a los afectados.

Kicillof aseguró además que todas las propuestas adoptadas están alineadas a «las decisiones del Gobierno nacional».

Agenhoy