El gobierno bonaerense de Axel Kicillof anticipó que habrá “un día de muchos casos” y que la fase del aislamiento obligatorio dispuesto en el conurbano bonaerense “estará en revisión” con posibles nuevas medidas de restricción, ante el aumento de la curva de contagios en la zona metropolitana.

El gobernador bonaerense, Axel Kicillof, advirtió que «hay que ser prudentes» porque la cantidad de contagios por coronavirus en el Área Metropolitana Buenos Aires (AMBA) «está creciendo» en los últimos días y dijo que «no se puede actuar como niños caprichosos» frente al virus.
«Si no tomamos medidas necesarias de aislamiento, si nos relajamos y bajamos los brazos, no importa qué hayamos hecho para preparar el sistema de salud, nada alcanzará», sostuvo el mandatario provincial al hablar en la Gobernación, donde anunció medidas de ayuda financiera destinada a clínicas privadas.

“En la provincia de Buenos Aires tendremos que ir acostumbrándonos a esta situación de flexibilizar y endurecer. Entramos en una etapa de crecimiento más veloz de los contagios y respetamos el criterio de no autorizar más actividades y la circulación”, señaló Kicillof al anunciar medidas de ayuda financiera destinada a clínicas privadas.

Al ser consultado si la Provincia volverá a la “Fase 1″ del aislamiento en la zona metropolitana, precisó que “seguro entramos en una etapa de revisión». “Cuando crecen los contagios no hay mas flexibilidad, hay menos porque tenemos que cuidar a todo el mundo”, puntualizó.

Kicillof volvió a diferenciar que en el interior de la provincia de Buenos Aires hay una realidad epidemiológica distinta, con municipios y localidades con nula o baja circulación del virus. Pero llamó la atención de los casos de los brotes en Junín, Olavarría y Necochea, donde hubo habitantes que se contagiaron la COVID-19 al entrar en contacto con la zona metropolitana.

“En Necochea hubo 150 aislamientos por una persona”, recordó. E insistió que la propagación de la enfermedad depende de la conducta ciudadana y de “con cuántas personas se junten y los recaudos se tomen» aún cuando no hay síntomas.

LF