Tras descartar la posibilidad de haberse contagiado de coronavirus, el gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof, se reunió hoy en la Casa Rosada con el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, a quien le presentó una propuesta de «cuarentena administrada» en algunas zonas de la provincia.

La iniciativa prevé que en los municipios donde aún «no se registraron contagios» puedan habilitarse algunas actividades, según señalaron fuentes del gobierno bonaerense.

En los lugares donde los casos de coronavirus son pocos «se podría abrir la cuarentena de modo parcial». Pero con protocolos sanitarios y de funcionamiento «muy controlados».

La Provincia no contempla flexibilización de la cuarentena para municipios del conurbano, donde la densidad de población es alta.
El mandatario bonaerense llegó a la sede gubernamental a las 12:30, tras la recorrida que realizó por el centro logístico El Dique. En ese parque se encontraron las ambulancias «abandonadas» durante la gestión de María Eugenia Vidal.

Kicillof llegó en helicóptero a la Casa de Gobierno, protegido por un tapaboca, y se saludó con el codo con Cafiero. En El Dique, Kicillof subrayó: «Estas ambulancias tuvieron que ser recuperadas de la desidia». «Además de haberlas dejada arrumbadas y abandonadas tampoco las pagaron y están tiradas desde el año 2017», agregó.

Para Kicillof, las ambulancias abandonadas son el símbolo del «retraso y el deterioro del sistema de salud» en el que estaba Buenos Aires «hace poco tiempo».
Se trata de 24 Fiat Ducato Maxicargo 2.8 modelo 2017. Fueron adquiridas por la gestión anterior, pero «inexplicablemente no pagaron y nunca se entregaron a regiones sanitarias ni a hospitales».


Fuentes del gobierno de la provincia de Buenos Aires informaron a NA que se inició una investigación para saber qué pasó con las ambulancias abandonadas.

Liliana Lopez