El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, aseguró hoy que ve que «la mayoría de los empresarios en la provincia de Buenos Aires está a disposición, para aguantar los trapos». Lo dijo en referencia a la actitud de la clase patronal frente a la crisis generada en la economía por la pandemia de coronavirus.

«Vemos que la mayoría de los empresarios en la provincia de Buenos Aires está a disposición, para aguantar los trapos», dijo Kicillof en la puerta del Sanatorio Antártida, La reapertura tuvo lugar hoy luego de que el gremio de camioneros se lo ofreciera al gobierno bonaerense para aumentar su capacidad de camas.

Agregó que en la provincia hay «empresarios solidarios», que realizan «muchas donaciones» y «mantienen los precios», aunque otros especulan aprovechando las dificultades.

A esos empresarios les dijo que «no es momento para hacerse un verano», advirtió el gobernador.

La reapertura del sanatorio estuvo encabezada por el presidente Alberto Fernández, quien mañana cumplirá 61 años, y recordó que nació en ese lugar.

También estuvo en la recorrida el líder camionero Hugo Moyano.
Finalmente, Kicillof consideró que «se tomó la decisión acertada» al decretar con rapidez el aislamiento social, preventivo y obligatorio. «Se están espaciando los contagios» que, según dijo, de «haber seguido con la actividad normal, se hubiesen expandido».

Liliana Lopez