El Senado bonaerense convirtió en ley la declaración de la Emergencia Sanitaria en los geriátricos de la Provincia que se extenderá mientras dure el aislamiento preventivo, obligatorio y social por la pandemia del coronavirus.

La iniciativa, impulsada por el Ejecutivo y aprobada por unanimidad del cuerpo legislativo luego de algunos inconvenientes técnicos a la hora de cargar los votos, ordena el inicio «de forma inmediata» de un empadronamiento de los geriátricos para regularizar la situación y fija, además, requisitos mínimos de funcionamiento en lo que hace a capacidad ocupacional, personal, higiene, alimentación, normas de seguridad y protocolos sanitarios.

El encargado de argumentar la norma por parte del Frente de Todos fue el senador Gustavo Traverso, quien expresó: “a lo largo de los años la situación de los espacios que albergan a nuestros adultos mayores se fue desorganizando por el crecimiento de los establecimientos. Actualmente, existe un desorden y se agrava por la pandemia. Hay que darle un orden y por eso esta ley incorpora a los geriátricos a las emergencias ya sancionadas”.

En concreto, la norma aprobada que los geriátricos que al día de hoy no cuenten con habilitación, podrán funcionar en el marco de la emergencia si cumplen con esta serie de requisitos como un máximo de 4 camas por habitación; higiene estricta; alimentación adecuada; contar con un director de salud, personal de limpieza, al menos 3 enfermeros que cubran en tres turnos de 8 horas; contar con la historia clínica de cada albergado; cumplir una serie de normas de seguridad y protocolos sanitarios.

Mientras tanto, los establecimientos deberán tramitar y avanzar con sus habilitaciones. Mientras dure la emergencia en geriátricos, la Provincia no podrá proceder a clausurarlos siempre que cumpla con los requisitos exigidos. Aquellos que no cumplan, sí podrán ser pasibles de clausura y será tarea de la Provincia con el Municipio correspondiente el traslado de los residentes a otro establecimiento.

Además, en el marco del proyecto se prevé la creación del «Programa Geriátricos de la Provincia de Buenos Aires» con el objetivo de «promover el fortalecimiento y el desarrollo de los mentados establecimientos, a fin de cubrir las necesidades ocasionadas por la pandemia generada a raíz de la enfermedad COVID-19».

Según los datos de la normativa, existen 977 establecimientos habilitados y 1933 sin habilitación en la provincia.

LF