Kristalina Ivanova Georgieva, fue designada para dirigir el Fondo Monetario Internacional y es con quien tendrá que negociar la gestión de Alberto Fernández si las elecciones generales confirman el resultado de las PASO.

Ayer David Lipton, titular interino del FMI, dijo a la Agencia a Bloomberg que la Argentina «deberá esperar un tiempo para reanudar una relación financiera» y que «La situación de Argentina ahora es extremadamente compleja», dos frases de repercusión adentro y afuera de nuestro país. «El Fondo espera negociar con el gobierno entrante y sabe que no será el de Mauricio Macri por eso no gira el dinero», explicó Anguita.

«El FMI está dispuesto a darle a nuestro país con créditos a tasas muy bajas, lo que ellos llaman créditos de facilidades extendidas», sostuvo el analista. «50 mil millones de dólares pagaderos en vez de en cuatro en doce años, pero es a cambio de algo que Alberto Fernández, en principio no acepta, que es que se apruebe la reforma previsional», expresó.

Respecto de esto, Anguita sostuvo que la estrategia de Alberto Fernandez es decir que «aún no es presidente» y no toma decisiones. De todas maneras ha hablado con inversores que estarían dispuestos a ayudar a la Argentina».

«De acá al 10 de diciembre ¿qué puede pasar?, No se, hay que ver si la primavera será primavera», se interrogó. Al tiempo que recordó que «los grandes medios europeos y norteamericanos apostaban a un ballotage en la que ganara Mauricio Macri. El FMI, como dijo Alberto Fernádez, financió la campaña más cara y menos exitosa del planeta, la de Juntos por el Cambio».

Finalmente, dijo que los ojos del mundo están puestos en Argentina y al interior del país, ya muchos opositores se reúnen con Fernández y ponen el eje en el armado del pacto social.»Estamos dispuestos a que además de los tres poderes haya un organismo consultivo, que nos ayude a gobernar, dice el candidato del Frente de Todos».

Agenhoy