Desde la cámara que agrupa a las inmobiliarias del sector advirtieron que dependiendo del resultado de las elecciones podrá haber «fuertes variaciones» en el mercado.

«Antes de las PASO la actividad había transcurrido con expectativas, pero luego de conocidos los resultados la compraventa de campos decreció en agosto», dijo el titular de la Cámara Argentina de Inmobiliarias Rurales, Javier Christensen.

En julio «había una caída normal, aunque se esperaba un leve repunte, pero eso no sucedió. Todavía no tenemos el índice de agosto, pero todo indica que será similar o superior la caída de las operaciones respecto de julio», agregó.

«El Gobierno anterior es el que impuso el cepo, la ley de tierras rurales, con lo cual el sector agropecuario no tiene el mejor de los recuerdos», apuntó al ser preguntado sobre la propuesta del diputado justicialista y ex gobernador bonaerense Felipe Solá, de recrear una Junta Nacional de Granos, cerrada a principios de los años ’90, durante el gobierno de Carlos Menem. «Todo lo que sea controlar, quita la libertad de producir», remarcó.

Señaló que «se calcula que habrá 140 millones de toneladas de granos cosechadas gracias a que los productores trabajaron con libertad, y de pronto que haya un cambio de rumbo, es lo que provoca incertidumbre en el mercado inmobiliario rural».

Fuente: TELAM

LF