“Es inmoral la actitud de los bancos cuando hay MIPYMES y emprendedores que agonizan para salvar la vida de argentinos”, señaló  la Confederación General Económica a través de un duro documento, donde le pide al Gobierno Nacional que “actúe ya ante la falta de solidaridad de los bancos en la actual crisis y ante el incumplimiento de las directivas de Banco Central”.

“Las autoridades tienen el deber ético y moral de garantizar que el esfuerzo sea equitativo. Lamentablemente, el sistema bancario argentino sigue mirando para otro lado a pesar de haber sido el sector con las más grandes ganancias extraordinarias durante los últimos años”, dice el documento que lleva las firmas del presidente de la entidad, Roberto Marquinez, y del secretario Jorge López.

La CGE asegura que la ayuda que reciben emprendedores, micro, pequeñas y las medianas empresas “no es suficiente, no llega o una telaraña burocrática impide su acceso, y los más repugnante: los bancos siguen con las mismas políticas crediticias que si antes eran nefastas hoy atentan contra el aparato productivo y comercial argentino”.

La entidad, que llamó al Gobierno al diálogo en el marco del Consejo Económico Social para elaborar un plan de contingencia que permita salir de la cuarentena con responsabilidad sanitaria, sostiene que “es profundamente inmoral la actitud de los bancos cuando hay Mipymes y emprendedores que agonizan para salvar la vida de los argentinos”.

Anteriormente, Marquinez,  había calificado de «extremadamente urgente» que la actividad bancaria «salga de la ceguera que no le permite ver que si siguen poniendo palos a la rueda de la economía, se van a quedar sin país, porque las Mipymes van a desaparecer junto a sus empleados, y sin Mipymes no hay país posible». Y se destacó que “los bancos y los bancarios son para la salud de las empresas Mipymes como son las farmacias y farmacéuticos y los hospitales y médicos para la salud de la gente”.

“Hoy se necesita autoridad para cambiar al sistema financiero argentino acostumbrado a ganar opíparas ganancias prestándole al estado, cobrando tasas cuasi usurarias a las empresas y particulares y comisiones estratosféricas, y que hoy en la emergencia no quieren plegarse a la solidaridad tan necesaria para cumplir con el rol que les corresponde en esta catástrofe sanitaria y económica”, dispara el comunicado de la CGE, que le exige al Estado “tomar el toro por las astas” 

Liliana Lopez