El Consejo Directivo de la CGT le solicitó al arzobispo de Buenos Aires, Mario Poli, iniciar el proceso de beatificación para convertir en santa a María Eva Duarte de Perón, al cumplirse 100 años de su nacimiento.

«A cien años de su nacimiento, superadas dilaciones y divisiones inconducentes para el bien común, cuando su figura y obra han alcanzado el justo valor trascendente que poseen para nuestro pueblo y para todos los pueblos del mundo con sed de justicia, solicitamos que nuestra Iglesia acompañe el sentir popular y la coloque en los altares oficiales para felicidad de nuestros fieles y santos», argumenta la carta de la CGT.

En la misiva, los gremialistas consideran que «el renacimiento de la Argentina está cifrado en la recuperación de las fuentes espirituales de la nacionalidad» y que «circunstancias únicas nos vuelven a dar esa oportunidad».

«El pontificado de Francisco puede alumbrar un camino, si estamos dispuestos a andar las huellas que dejaron nuestros mejores hombres y mujeres«, finaliza la carta. La misma llevó las firmas del secretario de prensa de la CGT, Jorge Sola; del secretario de Derechos Huimanos de la central, Julio Piumato y de los dos secretarios generales, Héctor Daer y Carlos Acuña.

Melisa Delgado Niglia