Los pedidos de información sobre el coronavirus, los asesoramientos sobre diferentes beneficios y los reclamos por problemas derivados de la emergencia llevaron a la Defensoría del Pueblo bonaerense a recibir casi 13.000 consultas en el último mes, lo que representa un 30% más desde que empezó la cuarentena.

Según datos que difundió el organismo que conduce Guido Lorenzino, la cantidad de consultas se dividió entre 7.143 asesoramientos, 1.959 reclamos y 3.693 consultas por expedientes.

Los pedidos de asesoramiento por los aumentos de precio fueron los que encabezaron el ranking, con el 30,2%; le siguieron las consultas acerca del coronavirus, con el 23,8%; y pedidos de información sobre el IFE con el 17,7%.

También tuvieron gran presencia los relacionados a temas laborales, a jubilados sin tarjeta de débito, a inquilinos, por vacunación del PAMI y por las escuelas privadas.

Entre los casi dos mil reclamos aparecen los servicios públicos, la salud y el previsional como los temas principales, aunque también sumaron las quejas relacionadas a los impuestos municipales, la violencia institucional, discapacidad y adultos mayores, violencia de género, asuntos viales, educación, mediación e inquilinos, entre otros.

El rubro inquilinos recibió tanto reclamos como pedidos de asesoramiento y entre las principales consultas figuraron las relacionadas al congelamiento de los alquileres, la posibilidad de mudarse durante el aislamiento, al pago del alquiler a través de transferencias digitales.

Además, hubo quejas porque los locadores amenazaron con desalojos aunque no se permitan hasta el 30 de septiembre y por corte de servicio de los propietarios.

LF