En su espacio radial en “ Primera Mañana”, el periodista analizó el segundo debate presidencial y aseguró  que aunque  hay deficiencias en el formato,  “este tipo de discusiones son necearías”.

“No hay mejor ambiente que estos debates, más allá de todas las críticas  que uno pueda tener  sobre el formato, que estén todos los candidatos, que den la cara y que se digan las cosas que se tengan que decir”, indicó Anguita  en alusión a la calidad institucional.

El analista señaló  que en los debates venideros “ se puede mejorar el temario

“La agenda más importante es sin duda la económico- social y la financiera, pero el debate ético que nos debemos  los argentinos, es que empresarios  y políticos, no se lleven el dinero  que no les corresponde, porque si a la pobreza le sumas la corrupción estamos en algo que es lo  peor, que puede ser la decadencia o la explosión”, expresó.

En ese sentido, Anguita   afirmó que “la democracia se mejora con más democracia, si hemos logrado que seis candidatos  se sienten dos veces  en siete días a debatir  y tenemos una sociedad con analistas, periodistas,  políticos,  empresarios,  líderes sociales, y  ciudadanos  comunes que salen  criticar, que los futuros candidatos tomen dimensión de que la agenda que abordan no siempre  es la que quiere la sociedad”.

“Tenemos tiempo para que la agenda sea tomada  de la propia sociedad  y no de los jefes de campaña de los candidatos”, agregó  el periodista.

Finalmente,  Anguita dijo que “ es lógico que este segundo debate haya sido más picante que el primero, porque los dos principales candidatos quieren polarizar  y obtener votos de otros candidatos”. Y añadió: “Acá la diferencia es abrumadora, está claro que Alberto Fernández tiene muchas chances de ganar en primera vuelta  y Mauricio Macri hace de opositor de la oposición mostrándose el como una alternativa válida, que aunque no llegue a la presidencia, quiere dentro de la oposición ser el número uno y no que lo desplacen, como en muchos corrillos se escucha, algunas otras figuras de la UCR  o incluso del mismo PRO”.

El  especialista puntualizó: “tanta chicana no solo me molesta, sino que me indica que el diagnóstico de la Argentina  es mucho más grave, entonces es mucho más fácil recurrir a la chicana que a dar los números  crudos”.

Escucha el análisis completo:

NG