El periodista se refirió en su columna en la 97.7 a la gira de Alberto Fernández y la relevancia de su política exterior. “Es muy difícil decirle no a esta invitación».

El presidente de la Nación participó, en Jerusalén, junto a una treintena de presidentes de los homenajes durante el quinto Foro Mundial Mundial del Holocausto.

El columnista explicó el sentido del viaje en el marco del contexto de crisis en el que se encuentra Argentina y dijo que “es muy difícil decirle no a esta invitación, aunque Benjamin Netanyahu represente a la derecha israelí.”

“Israel es un estado tapón, frente a la avanzada de los Estados Unidos”, afirmó.

En otro orden de cosas, subrayó que “hay fuertes sospechas que el atentado a la AMIA y la muerte de Alberto Nisman están vinculadas a Hezbollah y Alberto Fernández quiere correrse de la grieta AMIA y Nisman.”

Anguita marcó como positivo que Netanyahu haya felicitado a Alberto (Fernández) por mantener a Hezbollah como terrorista, con una medida preventiva que estuvo a cargo de Mariano Federici, funcionario de Cambiemos que aún permanece a cargo de la Unidad de Investigaciones Financieras».

«El presidente designó la responsabilidad de la medida en él, lo que demuestra que su gobierno es de coalición.”, expresó Anguita.

Por otro lado, el especialista comentó que “se están haciendo esfuerzos de política exterior muy grandes, para evitar que los mercados y gobiernos que representan el capitalismo avancen, se busca tener negociaciones favorables para nuestro país y el viaje de desarrolla en ese marco.”

SOBRE LA DEUDA DE LA PROVINCIA

Con respecto a la negociación de Axel Kicillof con los bonistas, manifestó que “hay mucha expectativa” y sostuvo que “si sale exitosa va a ser un estimulo. Será el principal motor de salida en la economía”, sentenció.

COMPARTIMOS LA COLUMNA COMPLETA:

Rodrigo Gauna