Compartir

El costo de vida para los trabajadores asalariados aumentó 1,5% mensual en octubre y acumuló así un alza del 24,2% en los últimos doce meses.

En los diez primeros meses de 2017, la inflación superó en 7,2 puntos porcentuales la meta establecida por el Banco Central de la República Argentina para todo el año, lo que da cuenta de un claro error de diagnóstico y de política antiinflacionaria.

Los datos se desprenden del informe mensual de inflación realizado por el Instituto Estadístico de los Trabajadores (IET) con el apoyo técnico de la Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo (UMET).

El informe indica que para los jubilados (un sector socioeconómico muy golpeado por el alza en el costo de vida) la inflación acumulada en el año hasta octubre alcanzó al 26,6%.

La suba de octubre estuvo motorizada por el rubro “Otros bienes y servicios”, con un alza del 2,3%, por artículos de cuidado personal y cigarrillos; y “Alimentos y bebidas”, con un 1,8%, por verduras y frutas.

Entre los alimentos, las bebidas con alcohol se encarecieron un 31,7% anual en octubre; seguidas por lácteos 27,9%; dulces, 27,7%; frutas, 27,5%; bebidas sin alcohol, con un 24,9%.

En la presentación, el rector de la UMET, Nicolás Trotta, precisó: “La inflación interanual sigue siendo más intensa en los deciles de bajos ingresos relativos, que destinan un porcentaje mayor de los mismos a servicios públicos y alimentos. Mientras que el costo de vida aumentó 22,7% para los trabajadores que mejores salarios tienen en la actividad económica, para los de la base de la pirámide -los que menos ganan- el encarecimiento resultó del 27%”.

Incluso, desde noviembre de 2015, la inflación acumulada del decil 1 (los que menos ganan) de los asalariados formales fue del 87,2 por ciento, 20 puntos porcentuales más alta que la del decil 10.

La nueva suba de precios registrada en octubre determinó que el salario real formal fuera en 3,8% menor al de noviembre de 2015, antes de la aceleración inflacionaria promovida por la política económica de la alianza. El promedio de la caída mensual desde noviembre de 2015 está en 5,9%.

En 2016 el salario real formal había caído 5,3% en la comparación interanual. En lo que va de 2017, el salario creció 2,4% pero aún no alcanzó a recuperar todo lo perdido el año anterior.

Domingo Palermiti, Secretario Adjunto del Sindicato de ANSES (Secasfpi), tomó la palabra para compartir su preocupación: “Además de la inflación, los trabajadores de la ANSES estamos sufriendo una embestida de despidos todos los días. Tenemos un montón de compañeros subcontratados con contratos a punto de vencer y nos amenazan con no renovarlos”. Revisando la situación, Palermiti sentenció: “Es preocupante lo que está pasando en el Estado en general con trabajadores sumamente precarizados.”

A su turno, Víctor Santa María, Secretario del Sindicato Único de Trabajadores de Edificios de Renta y Horizontal (SUTERH), comentó: “Hay un corrimiento fuerte del salario de los trabajadores a los sectores más concentrados de la economía. Debemos sumar a esto la reforma laborar que desde el gobierno tratan de impulsar en el mismo sentido: que el ajuste lo sigan pagando los trabajadores”. Santa María agregó: “Hagamos oír nuestras propuestas. Estamos dispuesto a sentarnos y conversar, siempre y cuando sea para crear normas que favorezcan a los trabajadores.”

Finalmente, Roberto Baradel, titular del Sindicato Único de Trabajadores de la Educación de la provincia de Buenos Aires (SUTEBA), expresó: “Debemos tener en cuenta estos datos para la discusión salarial del año que viene. Está circulando una versión que habla de una intencionalidad del Gobierno de discutir un aumento de entre un 8 y 10 por ciento. Si bien aún no nos ofrecieron esto, si fuera así lo vamos a rechazar. No vemos aceptable un aumento que no alcance las proyecciones de inflación del mismo gobierno”. En esa línea, el gremialista dejó en claro: “No vamos a permitir que se genere una caída en el poder adquisitivo del salario y nos gustaría recuperar algunas posiciones con respecto a las pérdidas que tuvimos en estos dos años.”

El IET es una iniciativa de la UMET y su centro de doble dependencia con el CONICET y CITRA. El mismo agrupa a un colectivo de más de 50 organizaciones sindicales de la CTA y la CGT.

Asistieron a la presentación: Beto Pianelli, Secretario General del Sindicato Trabajadores de Subte y Premetro (AGTSyP) ; Juan Manuel Sueiro, Secretario Adjunto de ATE Capital; Matías Barroetaveña, Director del Centro de Estudios Metropolitanos (CEM); Mariano De Miguel, Director del IET; Yamile Socolovsky, Secretaria internacional del Federación Nacional de Docentes Universitarios (CONADU); Osvaldo Daniel Avelluto, Secretario de Relaciones Institucionales de CONADU.

Compartir

Comentarios