05/09/2016 | 13:38

La mafia policial atemoriza con salmos del AntiguoTestamento


La mafia policial atemoriza con salmos del AntiguoTestamento

*Por Jorge Joury| Si algo de condimento le faltaba a la guerra entre la gobernadora María Eugenia Vidal y la mafia policíal, hay que agregarle los misteriosos mensajes que aparecieron en el escenario. Hacen alusión una maldición bíblica, encriptada en los salmos del Antiguo Testamento. En el Ministerio de Seguridad están convencidos que “el diablo está nervioso y avanza desesperadamente, mostrando su peor cara”. Sostienen que existe un plan perfectamente orquestado por elementos marginales de la fuerza, para desestabilizar al gobierno bonaerense. “Nos metimos con las cajas policiales, del servicio penitenciario y el IOMA y asumimos el costo, pero no soy una víctima. Sabía los riesgos que corría cuando tomé el desafío de gobernar la provincia”, dijo Vidal la semana pasada, queriendo dar una muestra de fortaleza ante la opinión pública.

Estos pasajes bíblicos, que ya están en manos de la justicia, fueron encontrados en una hoja insertada en un expediente de Asuntos Internos. Paradójicamente, allí figuran los jefes policiales de la Departamental de La Plata, que fueron separados de la fuerza porque estarían vinculados con la distribución de sobres de dinero negro provenientes de la recaudación ilegal. Por lo que trascendió, en la hoja se cita el salmo 54, versículo 5: “Él devolverá el mal a mis enemigos”. Y también se menciona el salmo 23 , versículo 5: “Tú prepararás la mesa delante de mí, en presencia de mis enemigos.”

La denuncia del hecho fue radicada ante la Unidad Fiscal de Instrucciones (UFI) número siete, a cargo de Virginia Bravo. Para los investigadores, no cabe duda que les quieren marcar la cancha. Señalarles hasta donde llega la impunidad, ya que la hoja apareció dentro de un expediente al que pocas personas tienen acceso. “El mensaje es muy claro y lo que quieren decirnos es que tienen el Caballo de Troya metido en cada rincón del ministerio”, reveló una fuente confiable que se mostró preocupada por el nivel de espionaje de estos grupos marginales.

OTRA OLLA CON LLUVIA DE MILLONES

En la misma fiscalía, también se denunció la reunión secreta de policías realizada en una vivienda de La Matanza. Allí, según dimos cuenta en un artículo anterior, un grupo de uniformados y agentes exonerados de urdieron un plan denominado “Operación Boleta o Talonario” para atentar contra Vidal, Ritondo y el auditor de Asuntos Internos, Guillermo Berra. A través de un arrepentido que estuvo allí, se supo que los implicados están vinculados al mundo ilegal de la verificación de automotores. Es otro de los frentes que está bajo la lupa de los investigadores. El individuo, cuyo nombre se guarda en el más absoluto secreto, hoy está bajo vigilancia especial porque temen por su vida.

Todo tiene que ver con una investigación de Asuntos Internos, donde se encontró la punta de la madeja de una red de corrupción en las verificaciones de vehículos que son revisados antes de hacer la transferencia de la titularidad. Se trata e un negocio que le haría perder al Estado bonaerense, entre $ 4 millones y $ 5 millones mensuales.

UN INTOCABLE QUE JUEGA FUERTE

En la Gobernación se intenta ponerle paños fríos al tema de las reiteradas amenazas y se esfuerzan en asegurar que Vidal mantiene su agenda. No obstante, las primeras espadas de Ritondo comenzaron a preocuparse por el tenor de las últimos mensajes. Ya no son simples llamadas anónimas. “Acá hay actos en donde intervienen personajes y policías retirados o en servicios que hoy que estamos investigando a fondo”, consignaron las fuentes.

Entre estas denuncias, la Auditoría General de Asuntos Internos le dio relevancia a un mail que llegó enviado por un policía desplazado y que tiene un singular prontuario por apremios ilegales y torturas seguidas de muerte. El ex uniformado dice en el texto: “Si creen que pueden cambiar a la policía desafectando gente, soy intocable. No pueden llegar a mi. Yo puedo llegar más arriba que ustedes, mucho más arriba y seguir haciendo lo que hago. Tengan cuidado los voy hacer volar por el aire a todos. Cinco años en disponibilidad y nunca me echaron”. Este escrito también fue entregado a la Justicia bonaerense, junto con información del policía, cuya identidad se mantiene en reserva y del cual no se ha podido aún establecer su paradero.

PARTIR LA FUERZA EN SIETE PARTES

Todo esto ocurre en medio de presión sobre María Eugenia Vidal, que viene además del sector polìtico. Por un lado, la diputada Elisa Carrió volvió a la carga y pidió la renuncia del jefe de la Bonaerense, Pablo Bressi. Dice que ya tiene pruebas “contundentes” contra él. “Yo sé quién es Bressi”, lanzó la legisladora con su característico tono enigmático. A su vez, señaló confiar “absoluta y plenamente” en Vidal y en su decisión de confirmar al funcionario en el cargo. A pesar de esto, aseguró que volverá a comunicarse con la mandataria provincial por este tema.  La polémica legisladora había vinculado hace unos meses al jefe de la Bonaerense con el narcotráfico y la denominada “vieja política”. Es por eso que Carrió insistiría con tanta vehemencia. En declaraciones con la prensa, cuando se le preguntó si sostenía sus dichos contra Pablo Bressi, la Diputada dijo: “yo no tengo una visión, no se trata de una opinión, los hechos le fueron comunicados y tengo otra causa más que le voy a hacer llegar a la gobernadora”. A todo esto, Sergio Massa es otro de los anotados en la grilla para terminar con las manzanas podridas. Propuso que se divida la fuerza provincial en siete partes, lo que le permitiría “más competitividad” . El tigrense está convencido que “la Policía Bonaerense no combate el delito, sino que “lo regula. Hay muchos policías buenos que terminan conviviendo con la delincuencia”, manifestó.

JEFES RICOS EN LA MIRA

En el abanico de complejidades, se abre un nuevo capítulo que promete sorpresas. Tiene que ver con la presentación de las declaraciones juradas. Ya venció el plazo, pero todavía hay 199 jefes y subjefes que no presentaron la documentación. Es probable, que en próximos días comiencen a ser sancionados por la Auditoría General de Asuntos Internos del Ministerio de Seguridad. Aunque no hay miembros de la cúpula, la mayoría son uniformados con jerarquía y se desempeñan en puestos claves. En el Ministerio de Seguridad han puesto la lupa sobre estos casos. Los investigadores se mueven en tándem con la Unidad de Información Financiera (UIF). El objetivo es saber si estos funcionarios están involucrados en algún caso de lavado de dinero por enriquecimiento ilicito.

En total son 6341 policías, de los 94 mil que tiene la fuerza, los que debieron presentar su declaración de bienes ante Asuntos Internos y en la Escribanía General de Gobierno. Fuentes confiables admitieron que los primeros estudios arrojan sorpresas mayúsculas con al menos cinco de los patrimonios presentados por los 23 superintendentes que integran la cúpula. Uno de ellos, es el caso de Néstor Martín, Superintendente de Coordinación Administrativa, un hombre que tiene tarea de manejar la caja interna de la fuerza. No es poco, en ese espinel figuran la distribución de las horas adicionales. Martín declaró tener siete propiedades, un helicóptero experimental, más de $ 2 millones en efectivo, 18 mil acciones de una cooperativa, electrodomésticos valuados en $ 100 mil y otro inmueble a nombre de su señora. El resto de los integrantes presentaron sus declaraciones y, en general, informaron que tienen casa propia, son deudores de créditos y préstamos personales que oscilan entre $ 20.000 y $ 300.000, algunos no cuentan con automóvil. La mayoría posee sumas de dinero en efectivo, que van desde $ 600.000 a casi $ 1 millón. En tanto, el máximo responsable del Servicio Penitenciario Bonaerense, Fernando Díaz, es otro de los que está en foco. Declaró que posee nueve propiedades, entre ellas una heredada, un auto valuado en $ 151.500, dinero en efectivo por $ 44.500 y US$ 3320. Su sueldo, es de $ 45.374 por mes.

EL FUTURO DE BRESSI EN LA GANCHERA

En el entorno de Vidal poderan que Pablo Bressi, el jefe de la Bonaerense, fue el primero en presentar la declaración jurada. Hay quienes sostienen que fue por el aliento en la nuca que le puso Elisa Carrió. Por estas horas, su futuro está con puntos suspensivos. Por el momento, la gobernadora no quiere adoptar soluciones desesperadas. Prefiere esperar un poco para ver como decantan los acontecimientos. De todas formas, Bressi está en la ganchera y con nombre de posible reemplazante. Se menciona con insistencia el nombre de Alejandra Sivak, una mujer considerada “progre” en el ejército azul, de ojos grandes, sonrisa ancha y además, ostenta una foja limpia. Sivak escaló peldaños de la mano de su padrino, el ex jefe de la Bonaerense Daniel Salcedo. Hoy Salcedo colabora con la jueza Sandra Arroyo Salgado, ex esposa de Alberto Nisman, en la investigación de la misteriosa muerte del ex fiscal. Hay quienes señalan que aún no hay motivos para desplazar a Bressi. Su declaración jurada es tranquila. Supera los 500 mil pesos, pero no surgen conos de sombra. Su patrimonio está compuesto por una vivienda ubicada en Ramos Mejía, valuada en $62.647, de la que posee el 100 % y un 50%  por ciento de otra, en esa misma localidad y cuyo valor es de $80 mil. Además, tiene un cuatriciclo de $100 mil , un plazo fijo de $270 mil y ahorros en dólares por 20 mil. Frente a este cuadro de situación, Carrió deberá apostar fuerte si quiere acertar con un pleno.

*Jorge Joury es licenciado en Ciencias de la Información, graduado en la UNLP.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...