‘Primera mañana’ dialogó con el Padre Pepe respecto de la situación social, política y de la pronta Nochebuena.

 

 

«Este año, y desde hace 20 años, los curas de las villas, venimos trabajando mucho con los chicos en prevención, porque estos pibes no tienen las mismas oportunidad que quienes viven en otros barrios. Ese trabajo organiza nuestro día y nuestra vida», sostuvo el Padre y añadió: «Este año fue más complicado; mucha gente ha quedado sin trabajo, llegó el ajuste a la clase media». En ese sentido señaló que la crisis como consecuencia de afectar a la clase media, termina atacando también a las clases humildes porque, «el que cortaba el pasto -a alguien de clase media-, el que pintaba la pared, el que cuidaba a una persona; era una persona de un barrio pobre; que hoy pierde ese trabajo».

 

Además se refirió a la problemática de la droga y manifestó que: «si hay consumo de drogas, es porque somos una sociedad consumista».

 

En cuanto a las sensaciones que recepciona por parte de los jóvenes en esta coyuntura, el cura dijo: «Ellos sienten que no hay oportunidades; a veces cuando uno escucha los discursos de mucha de la gente que gobierna, y hablan de pobreza cero, trabajo, de la importancia del mérito para poder evolucionar. Y uno piensa, ¿no se dan cuenta de que hay gente que nunca tuvo las condiciones para poder acceder a un empleo, o superar al menos niveles educativos y estar en un terciario? Como dice el Papa Francisco, es una sociedad donde se piensa en algunos y se descarta a otros».

 

ESCUCHÁ LA NOTA COMPLETA:

 

AgenHoy Digital