La presidenta del bloque de Senadores de Unidad Ciudadana María Teresa García dijo que los dichos del magistrado generan “más preocupación e incertidumbre”.

La titular del bloque de Senadores de Unidad Ciudadana, María Teresa García, cruzó al juez federal Adolfo Gabino Ziulu que en las últimas horas reconoció “muchas dificultades” y “falta de recursos” en la Justicia Electoral de la provincia de Buenos Aires, aunque descartó la posibilidad de que haya fraude.

Estamos muy preocupados por la situación que describió el juez. Ziulu habla de la precariedad y de la falta de garantías del nuevo sistema informático electoral que nos pone en alerta cuando faltan 10 días para las PASO”, dijo la legisladora de San Isidro.  

En rigor, el magistrado defendió el nuevo sistema de escaneo de telegramas a cargo de la empresa venezolana Smartmatic. “Asistimos a una digitalización democrática. Los jueces hemos realizado observaciones y exigido ciertas garantías. La mayoría se tuvo en cuenta”, dijo a La Nación.

En este sentido, García alertó sobre la respuesta del juez federal. “Ziulu admite que ´la mayoría de las observaciones y exigencias fueron tenidas en cuenta´ como si la empresa pudiera elegir qué aspectos cumplir y cuáles no. Es espantosa la liviandad con la que se expresa”, fustigó la senadora kirchnerista.  

En otro pasaje de la entrevista al matutino porteño Ziulu reconoce que existen “errores subsistentes” y que se registran “todos los inconvenientes imaginables”. “¿Cuáles son esos ´errores´, señor Juez? Los partidos políticos deberían estar informados oficialmente sobre esas circunstancias”, reforzó la legisladora.

Nos genera aún más preocupación e incertidumbre porque él es la autoridad que debería garantizar la correcta realización de los comicios. No entendemos cómo es que pretende dar garantías de que en la Provincia de Buenos Aires ´no habrá fraude´”, cerró García.

El precandidato a presidente José Luis Espert, expresó que «en la provincia de Buenos Aires la Junta electoral aprobó la lista de candidatos locales, que son cerca de 1.200. En segunda instancia la misma Junta Electoral rechazó las lista, las dio de baja, sin argumento alguno. Por seo apelamos a la Suprema Corte de Justicia. Detrás de toda esta maniobra está la gobernadora María Eugenia Vidal. Está claro el intento de vaciamiento del frente que lidero en el distrito más importante, donde no hay balotaje, eso es importante«.

Agenhoy