De acuerdo a un relevamiento del ministerio de Salud, el sistema bonaerense requeriría de la contratación de 4.580 profesionales de la salud entre médicos y personal de enfermería.

Además, comenzó un operativo de seducción para retener a los actuales trabajadores de la salud frente a la aparición de ofertas tentadoras por parte de la Ciudad de Buenos Aires, que también busca agentes para sus hospitales.

En ese sentido, el viceministro Nicolás Kreplak, señaló que “estamos tratando de cerrar con los sindicatos condiciones que sean suficientemente atractivas como para que se quieran quedar en la Provincia e incluso que quieran venir a la Provincia. Vamos a reforzar todo lo posible”.

Además, contó que “hay varias normativas que ha emitido el Gobernador para reducir las restricciones que tiene el ingreso laboral a la provincia de Buenos Aires, como por ejemplo las incompatibilidades; o también para algunos profesionales que son extranjeros y que están en el trámite de la reválida, que a veces demora uno o dos años, para que puedan hacerlo más rápido”.

“Hay medidas que estamos llevando adelante, que no son solamente económicas, para permitir que tengamos más trabajadores. Por otro lado, readecuar, porque por ahí hay muchos médicos que no van a estar en funciones específicas es esto porque se dedican a otra cosa, pero necesitamos readecuar su capacidad como para que puedan trabajar en los que necesitamos, como consultas de guardia, por ejemplo”, completó Kreplak.

En cuanto a la convocatoria de nuevos profesionales, la misma se oficializará en los próximos días, luego de que se termine de definir la modalidad de contratación, condiciones salariales y demás.

Por su parte, el ministro Daniel Gollán, se refirió a la posible llegada de unos 500 médicos cubanos. «Como en casi todos los países donde hay crisis, ha habido una oferta del Gobierno de Cuba para asistir en caso que haga falta con personal», enfatizó el funcionario.

Y agregó que «en nuestro plan de contingencia, por la escasez de recursos humanos que hay en este momento, hemos trabajado sobre todas las hipótesis: que los residentes de terapia intensiva de tercer y cuarto año se puedan agregar a los especialistas; pensamos también en los médicos venezolanos que están en el país; el ministerio de Salud de la Nación ha anotado a una cantidad de voluntarios; y también tenemos la oferta de Cuba, que llegado el caso veremos cómo se implementa, lo mismo que con médicos de cualquier parte del mundo».

«Todos estos planes de contingencia se están trabajando y en ese marco entra la oferta del gobierno de Cuba. Esto se irá instrumentando en la medida en que el virus se vaya instalando; veremos la potencia y la rapidez de eso», completó Gollán.

Las especialidades que se requieren son las siguientes:

Médicos terapitsas (adultos y pediátricos) 500
Médicos clínicos (adultos y pediáticos) 100
Médicos generalistas 500
Licenciados en kinesiología 500
Bioquímicos 80
Psicólogos/Trabajadores sociales 80
Infectólogos 20
Personal de enfermería 2000

Rodrigo Gauna