El día después de la asunción del flamante Presidente del país vecino, Brasil, Jair Bolsonaro, ‘Primera mañana’ dialogó con Gustavo Segré, analista internacional.

 

 

«Desde el punto de vista del gobierno, este es un Bolsonaro que viene con mucha intención de mejorar las cosas, en la teoría, ahora hay que ver cómo lo pone en práctica», sostuvo el experto: «Bolsonaro recibe una herencia; salvo algunos indicadores, la macroeconomía está en equilibrio. Tiene una reforma laboral aprobada por temer, un congelamiento del gasto público, una inflación del 4,23% anual, etcétera».

 

En ese sentido, el especialista sostuvo que Bolsaro «tiene un desafío por delante; generar alteración de edad jubilatoria porque es un agujero en el déficit público. Y cuando un Estado tiene un nuevo presidente, este tiene de 6 a 8 meses de encantamiento con el pueblo, para poder convencerlos. Eso es lo que tiene que hacer».

 

Al ser consultado sobre el primer decreto firmado por el ahora primer mandatario brasileño, Segré dijo: «Es depende de cómo mires la noticia; esto lo tendría que haber aplicado Temer, y debería haber pagado más del 4,6%. En su lugar, Temer libró esa potestad al presidente entrante para ‘no complicar las cuentas'».

 

Respecto de la reunión que entablarán los Presidentes de Brasil y Argentina en torno a la continuidad del Mercosur, el consultado dijo: «La reunión con Macri va a ser fundamental para definir eso. Creo que ideológicamente ambos proponen lo mismo, flexibilizar el Mercosur. No veo el motivo por el que Brasil pueda llegar a boicotear el Mercosur porque tiene superhábit comercial y nadie mata a la gallina de los huevos de oro, pero sí puede ser que salga a buscar nuevos mercados.»

 

Escuchá la nota completa:

 

 

Carolina Bisgarra