Un informe elaborado por el Observatorio de Políticas Públicas de la Universidad de Avellaneda (UNDAV) analizó la gestión económica durante el gobierno de Mauricio Macri y señaló que la herencia de la macro y micro economía que deja al mandatario electo Alberto Fernández es peor a la recibida en la mayoría de los indicadores.

En términos de inflación, la gestión Cambiemos llevó la inflación general de 26,9% a 54,2% en 2019, y la inflación en alimentos del 25,5% al 56,5%. «El aumento general de precios se precipitó alcanzando un promedio anual del 42% a pesar de que en reiteradas ocasiones el partido de gobierno saliente había manifestado que era de las tareas más sencillas», explica el informe.

Además, advierte que la deuda argentina total sobre el PBI pasó del 52,6% en 2015 al 91,7% tras cuatro años de gobierno de Cambiemos. En base a datos del Ministerio de Hacienda, el documento universitario apunta que la deuda externa pasó de representar sólo el 13,9% del producto, a ser el 28,9% para fines de este año.

Sobre la deuda el informe dice que «tendrá un aumento de US$100 mil millones durante 2016-2019 tanto si se observa aquella nominada en moneda extranjera con privados y multilaterales como el cómputo de la deuda externa ya sea pública o privada».

Por último, el informe demuestra cómo en las principales variables, el gobierno de Cambiemos deja una peor herencia a Alberto Fernández que la que Macri recibió de parte del kirchnerismo.

Es el caso del consumo privado (-5%), el consumo público (-3,8%), inversiones (-23,6%), el empleo privado formal (-194.235), desempleo (+4,7 puntos), y la fuga de capitales (82.082 millones de US$), entre otros. «La pobreza aumentó 5 puntos en 4 años mientras que las jubilaciones y pensiones se desplomaron entre el 7% y el 20% en los últimos 4 años», cerró.

LF