El ex ministro de Hacienda de la Nación y de Economía de Buenos Aires justificó este miércoles el endeudamiento del distrito y la gestión financiera del gobierno de María Eugenia Vidal, y dijo que hay recursos para pagar los vencimientos de este mes.

Lacunza se refirió mediante seis posteos en su cuenta oficial de Twitter, a la situación financiera que obligó al gobernador Axel Kicillof a plantear la postergación momentánea de pagos de capital de algunos bonos.

Según Lacunza, la deuda actual de la provincia, unos US$ 11.160 millones (flotante incluida) “es algo inferior a la de fines de 2015 (US$ 9.400 millones registrados y unos US$ 1.800 millones ‘escondidos’ en las estadísticas públicas: US$ 900 millones con el Bapro; US$ 600 millones a proveedores; y US$ 100 millones a municipios)”.

El tercer tuit dice que aun si no quisiera computarse la “deuda oculta” de 2015 (con el Bapro y otros) “entre 2015 y 2019 habría aumentado US$ 1.800 millones, unos US$ 100 por habitante”.

Lacunza comparó ese endeudamiento con las inversiones públicas realizadas durante la gestión de Vidal y en la anterior: “en igual lapso se hicieron obras por US$ 6.000 millones (unos US$ 350 por bonaerense), el doble que en el mandato de (Daniel) Scioli”.

El ex ministro resaltó luego que el crédito de mercado llegó en 2016-19 “a tasas más bajas (7,8% contra el 10,7%) y plazos más largos (5,3% años ante el 3,3%) que el de 2011-15”.

“Como en los últimos dos años no se colocaron bonos nuevos, el plazo residual va bajando, pero obviamente hay que medirlo al momento de la emisión”, agregó.

Melisa Delgado Niglia