Con 148 votos a favor, la cámara de Diputados le dio sanción definitiva esta tarde a la ley de financiamiento de los partidos políticos, que introduce la bancarización y trazabilidad de los aportes y permite las contribuciones de empresas a las campañas electorales, que habían sido prohibidas a fines del 2009.

 “Primera Mañana” dialogó con Jorge Landau , diputado Nacional y Apoderado del PJ Nacional para conocer su visión acerca  de  la nueva reglamentación. “El motor del proyecto es el gobierno, de eso no hay ningún tipo de duda”, manifestó.

La nueva  ley establece que los partidos políticos “obtendrán sus recursos mediante el financiamiento público y privado para el desarrollo de sus operaciones ordinarias y actividades electorales”. Los partidos no podrán recibir de una misma persona humana o jurídica un monto superior al 2% de los gastos permitidos para esa campaña.

“No es un avance en los cambios en la legislación electoral, sino más  bien un retroceso”, indicó el referente político.

Además Landau,  señaló que “la realidad es que hay dos cuestiones coyunturales que tiene el proyecto, que mueve al poder ejecutivo a esto”.

“En primer lugar las cuestas de Cambiemos de la campaña de 2015 están sin aprobar y la sanción de esta Ley les permitiría a ellos hacer una presentación ante la Justicia electoral”, explicó el Diputado Nacional. Y agregó: “La otra cuestión tiene que ver con el tema de la investigación que se ha estado haciendo respecto a los aportes de campaña del año 2017 de Cambiemos en la provincia de Buenos Aires . En vez de que se investigue esta cuestión en el ámbito penal, con esta Ley, lo que se hace es legitimar que se investigue en el ámbito electoral y no se torna en delitos tan complicados”.

Consultado por las diferencias entre la Ley de Financiamiento electoral de 2009, que aún sigue vigente, con  la nueva norma, Landau fue contundente: “En principio las leyes hay que actualizarlas, sobretodo estas. Ahora si creemos que con esta Ley vamos a resolver los temas de transparencia en un país que tiene el 50 % de su actividad económica en negro, estamos viviendo en otro mundo”.

“Creo que lo mejor no era hacer participar a las empresas, sino todo lo contrario, mantener lo que es más equitativo, que el aporte sea estatal exclusivamente”, puntualizó el  apoderado del PJ Nacional.

NG