Ya es un secreto a voces que frente al parate económico derivado de la pandemia del coronavirus, el Gobierno aceleró los plazos y avanzará con todos los intendentes del área metropolitana en un plan de obra pública de «emergencia» por más de $5.000 millones.

Todo indica que comenzará a ejecutarse en la semana del 13 de abril, como parte de la flexibilización de la cuarentena.

Así lo confirmaron fuentes del Ministerio de Obras Públicas, y de los intendentes de San Martín, Fernando Moreira; de Morón, Lucas Ghi; e Ituzaingó, Alberto Descalzo.

Todos ellos coincidieron en que la coyuntura devastadora sobre la actividad tiene nexo directo con la decisión gubernamental de financiar los proyectos ya desde el lunes 13, en lo que se evidencia como una «apertura» leve del aislamiento social preventivo y obligatorio.

Más allá de la colaboración en planes relacionados con la salud pública, los más de veinte municipios del primer y segundo cordón del Gran Buenos Aires presentaron proyectos de temáticas diversas, como arreglo de veredas; cuidado de plazas y espacios públicos; pequeñas obras de conexión de agua y cloacas; cordón cuneta; trabajos de pintura en escuelas, y terminación de hospitales, entre otros planes de acción.

Moreira apuntó: «Los intendentes del Gran Buenos Aires necesitan que se recupere el empleo de manera urgente sin descuidar la situación sanitaria.

Por lo que se sabe, habrá una convocatoria a licitaciones públicas, y la idea es emplear a los trabajadores municipales, como de las cooperativas y las empresas que se presenten para ejecutar las obras.

Fuentes oficiales reconocieron que el plan nació por pedido expreso de los jefes comunales, ya que el parate económico amenaza la estabilidad laboral en el conglomerado urbano más importante de Argentina.

Uno de los principales pedidos del Gobierno a los intendentes es que se priorice la labor de las pequeñas y medianas empresas locales, junto a los corralones y el «ecosistema» de proveedores radicados en el conurbano.

A su vez, los responsables de los municipios garantizaron que habrá un cuidado extremo de la salud en los ámbitos en lo que se desarrollen las iniciativas.

Rodrigo Gauna