Se agudiza la crisis del empleo en territorio bonaerense, impactando con fuerza en Mar del Plata. Además del escenario sombrío que retrató días atrás el titular de supermercados Toledo y de la caída de la producción en las plantas de Zanella y Eskabe, también es preocupante la situación que atraviesa la planta de la alimenticia La Campagnola. Allí, los trabajadores advirtieron que la empresa no produce hace dos meses y que estará sin actividad técnica hasta el 25 de marzo.


Asimismo, la compañía decidió despedir a uno de sus trabajadores, quien –consignaron los operarios- fue cesanteado sin causa por lo que demandan la liquidación al 100% de la indemnización.

Tras la cesantía, el Sindicato Obrero de la Industria del Pescado (SOIP) abrió un espacio de negociación en el ministerio de Trabajo y pelea por el cumplimiento total de la indemnización.

Gustavo Serebrinsky, delegado coordinador regional del Ministerio de Trabajo de la Provincia de Buenos Aires, informó que hubo el pasado jueves una audiencia en la sede ministerial local y se prevé otro nuevo encuentro esta semana.

“El gremio exigió a la empresa a que haya una liquidación del 100% de acuerdo a ley, la indemnización total al trabajador. El representante de la empresa tomó la demanda del gremio y se la transmitirá a los empresarios. Por eso la necesidad de hacer una nueva audiencia”, explicó.

El cese laboral se da en un contexto adverso: el establecimiento fabril desde fin de 2018 está parado. Desde la empresa aducen que en las instalaciones hay sobrestock de mercadería.

«Hay un parate y desde la empresa argumentaron que es por la temporada de zafra, que hay mucho stock de pescado enlatado», señalaron desde la firma. Y las latas se guardan.

El Sindicato de la Alimentación se declaró en alerta ante la posibilidad que el problema se expanda. Es que en el contexto de la planta es posible que La Campagnola decida despedir más empleados.

AgenHoy Digital